La Fiscalía malagueña pide 15 años de prisión para un hombre acusado de matar al nuevo asistente de la persona para la que había trabajado en Málaga, cuando fue al domicilio a recoger sus pertenencias y no estaban. El juicio popular está previsto que se celebre este martes en la Audiencia Provincial. El escrito del ministerio público al que ha tenido acceso Efe señala que el acusado trabajó para un hombre como asistente durante dos años, pero debido a las desavenencias entre ellos, fue despedido y dejó el domicilio, donde quedaron pertenencias y dinero. A finales de julio del 2019 y tras unos meses en el norte de España, el acusado, natural de Honduras, regresó a Málaga para recuperar las pertenencias y para ello intentó contactar con varios familiares de su jefe. Al no poder contactar con ellos, fue al domicilio de su jefe y al ver salir al nuevo asistente le explicó lo ocurrido y le pidió ayuda para recuperar sus pertenencias. Este aceptó ayudarle y para ello le dio un juego de llaves y le dijo que acudiera de madrugada para entregárselas. El procesado acudió al domicilio sobre las 1.00 horas del 26 de julio, siempre según la versión acusatoria, y como no le abrían, decidió usar las llaves y en ese momento la víctima abrió. El fiscal explica que la víctima le dejó entrar y le dijo que no había encontrado sus cosas, momento en el que «guiado por el ánimo de causarle la muerte» le asestó cuatro puñaladas con un cuchillo que llevaba.