La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha afirmado este sábado que el debate sobre si se deben celebrar manifestaciones o no por el 8M es "lo menos importante" y "una anécdota", porque lo que hay que hacer "es un ejercicio de responsabilidad y de aprendizaje".

Gamarra, que ha intervenido en un acto del PP en Málaga con motivo del 8M en el que también ha participado el líder de los populares malagueños Elías Bendodo, ha señalado que el año pasado "se llegó tarde y mal" y se deberían "haber frenado algunas manifestaciones", mientras que este año "no estamos para manifestaciones", sino para "manifestarnos de otra manera".

Ha lamentado que hablar del 8M "siempre tenga que estar rodeado de polémica", porque hace "un flaco favor a la lucha por la igualdad que todos los años ciertas corrientes quieran contaminar con ruido y polémica".

Por ello, ha apostado por un "feminismo integrador, que no excluye por su ideología a nadie" y ha subrayado sobre las manifestaciones que "la cuestión es que no se convoquen y se busquen otros formatos", porque hay "maneras innovadoras de reivindicar".

Ha animado a la sociedad a "abandonar las discusiones y las polémicas que no llevan a ningún sitio" y a "trabajar juntos en lo que nos preocupa, que todavía hay desigualdades y que hay que seguir trabajando contra ellas".

"Vivimos momentos de mucho ruido en torno al feminismo, y al final se promueve división en lo que debe haber unión, y se promueve desde el propio Ministerio de Igualdad de Irene Montero", que "no trabaja por las mujeres, sino poniendo obstáculos, divisiones y dando pasos atrás", ha resaltado la portavoz popular.

A su juicio, esta manera de "infantilizar las políticas de igualdad y de hacer políticas incluso contra las mujeres desde el Ministerio no es el camino correcto".

Gamarra ha asegurado que no cree en las "luchas internas" entre la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y la ministra de Igualdad "a ver quién es más feminista".

También se ha dirigido a "quienes niegan las desigualdades, porque las hay", o "a quienes niegan la violencia de género, porque la hay", y es "una realidad que no hay que tapar, sino darle visibilidad y trabajar contra ella".

Ha destacado que el paro ha afectado más en el último año a las mujeres que a los hombres, y que España es el segundo país europeo en destrucción de empleo femenino", así como que la brecha salarial "está aumentando".

Ha reclamado la aplicación de las medidas del Pacto contra la Violencia de Género, que se avance en la educación gratuita de 0 a 3 años y en la corresponsabilidad y la conciliación con el teletrabajo, un plan para atajar el desempleo femenino y agilizar las tramitaciones del ingreso mínimo vital. 

Por su parte, Elías Bendodo ha señalado que "algunos intentan desvirtuar el concepto de feminismo o apropiarse de él, como instrumento de ataque a los hombres", algo que considera "un error", mientras que "otros intentan invisibilizar esta lucha" pese a que "la desigualdad todavía existe". Ha añadido que en España hay "un Gobierno que dicen que es feminista, de PSOE y Unidas Podemos", pero "las estrategias del Gobierno van en la línea de apropiarse de un tema que debe ser de todos".

De este modo, ha incidido en que "desde el PP defendemos el feminismo, la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres, frente a quienes intentan desvirtuarlo y convertirlo en un instrumento de ataque a los hombres; o de quienes tratan de invisibilizar esta tarea necesaria".

"Esa discriminación existe, tal y como está poniendo de manifiesto la pandemia, cuyas consecuencias sociales se ceban especialmente con las mujeres", ha manifestado el dirigente popular, advirtiendo de que "España aumentó el paro femenino en un 18,4 por ciento durante 2020, lo que nos sitúa como el segundo país con la tasa más alta de toda la Unión Europea", ha lamentado.

Bendodo, que ha cuestionado la labor del Gobierno de PSOE y Podemos, y del Ministerio de Igualdad ante estos datos, ha valorado la apuesta de la nueva Junta de Andalucía, "que ha aprobado nueve líneas de ayuda para facilitar la igualdad y evitar que las mujeres abandonen el mercado laboral, fomentando la conciliación personal, familiar y laboral".

En este sentido, ha recordado que, para ello, "el Gobierno andaluz ha destinado un presupuesto de 6,9 millones de euros, atendiendo a cuestiones como el teletrabajo, el cuidado de menores y dependientes o la promoción de actividades lúdicas extraescolares, al tiempo que ha incrementado en un 12,3 por ciento la hora trabajada en el sector de la ayuda a domicilio, cumpliendo con una reivindicación histórica del sector", apuntando igualmente "los 13,72 millones de euros destinados al programa de tratamiento a familias con menores en situación de riesgo o desprotección", ha enumerado.

Foto de familia de las mujeres galardonadas y de políticos del PP de Málaga en el acto con motivo del 8M. L. O.

Durante el acto se ha reconocido la labor de tres mujeres malagueñas y de sus profesiones, especialmente relevantes durante la pandemia. Así, se ha aplaudido la dedicación de Noelia Martín, policía local; Ana María Rodríguez, docente; y Eva Fragero, profesional sanitaria.

"Este es nuestro reconocimiento y el de toda la sociedad a la labor que desempeñáis desde tres ejes fundamentales: la sanidad, la docencia y las fuerzas y cuerpos de seguridad; trabajos y dedicaciones que han sido muy importantes en los últimos meses y que hoy aplaudimos", ha afirmado.

"Este es el feminismo real, sin aspavientos; el que no se basa en pancartas y titulares, sino en el compromiso diario con su profesión y con el convencimiento de que es necesario avanzar para que haya una igualdad real entre hombres y mujeres, que es por lo que trabaja el Partido Popular como organización política y desde las administraciones que gobernamos", ha concluido Bendodo.