La Policía Nacional ha detenido en Málaga a un hombre y a una mujer por su presunta participación en un delito de robo con fuerza en su modalidad de llave falsa en la vivienda que esta última compartió con la víctima hasta dos días antes de los hechos. Según la investigación, una tercera persona habría adquirido los efectos sustraídos por lo que también fue arrestada por receptación. Los investigadores han recuperado todos los efectos que ya han sido entregados a su propietaria.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 2 de febrero en una vivienda de la zona oeste de Málaga capital. La inquilina de la vivienda, una mujer de nacionalidad paraguaya, presentó denuncia por el robo de una serie de efectos que había en el interior de su domicilio, si bien las dos puertas de acceso al inmueble no presentaban señales de haber sido forzadas. Agentes del Grupo de Robos de la Comisaría Provincial de Málaga se hicieron cargo de la investigación al objeto de esclarecer las circunstancias y detener a los presuntos autores. Según las pesquisas, la vivienda no presentaba nada forzado y su única vía de acceso era por la puerta principal, por lo que la investigación se centró en este punto.

Los policías averiguaron que la víctima había compartido su vivienda con una compatriota hasta dos días previos al robo. Aunque esta le había entregado las llaves antes de irse, comprobaron que una de ellas no permitía el acceso al inmueble, habiendo sido sustituida por otra similar. Todas las gestiones practicadas apuntaban a esta mujer, u otra persona de su entorno, que habría sustituido la llave para acceder a la vivienda y sustraer los efectos.

En el transcurso de las pesquisas, y como resultado de la inspección técnico policial realizada en la vivienda por la Brigada Provincial de Policía Científica, se pudo determinar la identidad de uno de los presuntos autores, un hombre de nacionalidad española con domicilio en Málaga. El presunto autor era conocido de la mujer que había compartido casa con la víctima, quién, supuestamente, le facilitó la llave para entrar y robar.

Finalmente, y una vez identificados todos los implicados, los agentes procedieron a la detención de los sospechosos; un hombre con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio y la antigua inquilina de la vivienda como presuntos responsables de un delito de robo con fuerza. Igualmente, se procedió a la detención de otra mujer por un delito de receptación. Los agentes recuperaron en la vivienda de esta detenida los efectos sustraídos que, una vez reconocidos por la víctima, le han sido entregados.