Ayer se celebró en la Fábrica de Cervezas Victoria de la capital malagueña la séptima edición de eWoman, el evento organizado por Prensa Ibérica y La Opinión de Málaga, que se centra en el fomento de la visibilidad de la mujer en cualquier ámbito laboral a través de testimonios y ponencias, en esta ocasión de cuatro mujeres, que han alcanzado el éxito profesional en sus respectivas disciplinas. En este 2021, eWoman ha vuelto a apostar por el concepto de igualdad como eje conductor. Las ponencias de las cuatro protagonistas no entienden de género, sino de convicciones para demostrar que la igualdad es una cuestión que atañe a toda la sociedad, además de servir como ejemplo y motivación para otras mujeres precisamente en una jornada, la del 8 de marzo, que celebró el Día Internacional de la Mujer.

En la edición de este año, eWoman ha contado con el patrocinio de la Universidad de Málaga y Cervezas Victoria y la colaboración de la Delegación de Igualdad, Servicios Sociales y Familia de la Diputación de Málaga.

El evento, cerrado al público en general para cumplir con los protocolos antiCovid, se pudo seguir en streaming a través de Zoom, Facebook Live y la web de La Opinión de Málaga. La periodista malagueña Laura Escobar fue la conductora del mismo.

Guadalupe Montejo Fuentes, presidenta de la Asociación de Mujeres Cocineras Profesionales (AMUCO); Sonia Díez Abad, presidenta del Grupo Ítaca (del que forman parte centros como el Colegio Internacional Torrequebrada y el Colegio Europa); Mayte Castelló del Pino, directora de Enfermería del Hospital Quironsalud Málaga, y Blanca Hermana Salcedo, CEO de Fujitsu, fueron las ponentes elegidas en este eWoman 2021.

El acto comenzó, tras las palabras de presentación del mismo por parte de Laura Escobar, con la bienvenida institucional. Lourdes Piña, diputada de Igualdad, Servicios Sociales y Familia de la Diputación de Málaga, se dirigió a todos los asistentes a la séptima edición del evento, recalcando la necesidad de seguir convocando este tipo de actos, y más en una jornada tan señalada como el 8 de marzo «porque queda mucho camino por recorrer para seguir rompiendo estereotipos en aras de una igualdad que se ha de conseguir conjuntamente con los hombres» y en la que cada vez, según la diputada de Igualdad, «se hace más necesario inculcar estos valores a las nuevas generaciones».

Intervención a través de videollamada de la vicerrectora de Igualdad de la UMA, Isabel Jiménez Lucena

Tras Piña tomó la palabra a través de una videollamada, Isabel Jiménez Lucena, vicerrectora de Igualdad de la Universidad de Málaga. La representante de la UMA fue una de las ponentes en la edición de 2020 de eWoman e indicó que durante este año de pandemia se ha hecho más profunda la brecha de género y que ha quedado claramente constatado que mayoritariamente los cuidados a mayores, enfermos, etc.en esta crisis sanitaria han correspondido de forma abrumadora a las mujeres. La representante de la UMA exigió la inclusión de Planes de Igualdad en las empresas malagueñas y tildó de «necesario» un eje de conciliación para llegar a una igualdad «que pasa indefectiblemente por un nueva cultura de trabajo en la que se han de corresponsabilizar todos los agentes (empresas, instituciones y gobiernos)», indicó.

Tras las dos primeras intervenciones a modo de preámbulo, la séptima edición de eWoman arrancó con la ponencia de Guadalupe Montejo Fuentes, contrastada chef y presidenta de la Asociación de Mujeres Cocineras Profesionales, quien basó su intervención sobre cómo la asociación que preside intenta hacer visible el trabajo de la mujer en las cocinas. Montejo recordó sus inicios en una profesión con mayoría de hombres y en la que las mujeres han estado tradicionalmente relegadas a labores secundarias. «¿Qué es el éxito -se preguntó Guadalupe Montejo, y ofreció su respuesta: el éxito es que vean el trabajo que tú haces en la empresa», indicó.

Según su presidenta, «AMUCO nació con la idea de sumar, de aunar» para hacer visible el trabajo de las mujeres del sector hostelero, algunas de las cuales lideran grandes equipos, reivindicó.

Con ponencias de quince minutos de duración, la segunda alocución corrió a cargo de Sonia Díez Abad, presidenta del Grupo Ítaca. Díez dijo que lo primero era rendir homenaje a las mujeres, las primeras mujeres que lucharon por la igualdad «por la valentía con la que se posicionaron» y por erigirse en los referentes femeninos «que nos enseñaron que todo era posible».

Según la educadora y presidenta de Ítaca, «se crece mujer» y cada mujer es única cuando se es niña, adolescente y adulta. Además, ese crecimiento ha de realizarse en el mejor entorno posible. En el sector de la educación, donde las mujeres son mayoría, el colectivo femenino «ha creado comunidad con grandes profesionales que han llegado a ser referentes para las mujeres y donde el sentido de colectividad hace que la igualdad prospere. Tan sólo hace falta más visibilidad» y declaró muy importante para el futuro igualitario de las que ahora son niñas «que no sean expuestas a contextos hipersexualizados» y añadió que esa tarea debe ser un cometido de los medios de comunicación en su vínculo con la sociedad». Por último, añadió que su sector es necesario y «que los méritos de los profesores y de todo el sector educativo deben ponerse en valor».

Experiencias profesionales y vitales en primera persona

La directora de Enfermería del Hospital Quironsalud Málaga, Mayte Castelló del Pino, acudió a ella misma en su ponencia para describir cómo había podido compatibilizar y conciliar su brillante carrera profesional con su vida familiar con cuatro hijos. «Todo se puede hacer», repitió varias veces en su alocución Castelló del Pino, quien indicó que «en Quirónsalud es más fácil ya que el 73% de los profesionales son mujeres, en un año, el de la pandemia, que ha puesto de manifiesto el compromiso, la valentía y la vocación de todas nosotras». Blanca Hermana, CEO de Fujitsu, fue la última ponente en subirse al estrado para recordar que cuando ella estudió ingeniería «era la única mujer de la clase» y agradeció «a todas aquellas mujeres que en su día rompieron moldes para que las demás podamos hacer lo que hemos querido». Hermana añadió que en Fujitsu tienen desde hace muchos años el Plan de Igualdad, aunque «es difícil ver a mujeres en cargos de dirección en el sector de las ingenierías» y añadió que su día a día profesional tiene un claro objetivo: contribuir a que haya justicia, una justicia -añadió- que se define dando las oportunidades». Reconoció que nunca se ha sentido discriminada en su carrera profesional, pero del mismo modo hay que luchar para que haya más justicia con las mujeres. Por último, la CEO de Fujitsu expresó su deseo de que las nuevas generaciones de niñas apuesten por las ingenierías en sus estudios.