Crisis del coronavirus

La Junta cree que el Gobierno agrede a Andalucía al enviar menos vacunas de las que le corresponden

Bendodo pide máxima responsabilidad a los andaluces y a los visitantes esta Semana Santa porque "en nuestra mano está evitar una cuarta ola"

Elías Bendodo, consejero de Presidencia de la Junta, hoy.

Elías Bendodo, consejero de Presidencia de la Junta, hoy. / ÁLEX ZEA

José Antonio Sau

José Antonio Sau

Elías Bendodo, consejero de Presidencia y número dos de facto del Gobierno andaluz, ha visitado hoy la Jefatura de la Policía Local de Málaga para anunciar una ley autonómica sobre los cuerpos municipales de policía que será aprobada en abril en el Consejo de Gobierno y comenzará después su andadura parlamentaria. Pero, al final, ha acabado, como suele ser habitual en sus visitas, de la pandemia y de las polémicas que hay entre la Junta y el Ejecutivo central. Así, por ejemplo, ha criticado la escasez de vacunas que llegan a la región y que Andalucía vaya a recibir menos ayudas que Baleares o Canarias en las ayudas al sector turístico, teniendo más población. En relación a la vacunación, ha dicho que el trato que recibe esta tierra es "una agresión".

Así, en este sentido ha pedido "máxima responsabilidad a los andaluces y a los visitantes esta Semana Santa, porque está en nuestra mano evitar una cuarta ola", al tiempo que, ha dicho, le gustaría que la vacunación fuera más rápida, "pero el Gobierno de España no nos manda las vacunas que Andalucía está dispuesta a poner", dos millones cada mes, medio millón a la semana. "Yo no quiero criticar, Andalucía representa en torno al 20% de la población de España, y el Gobierno nos está mandando el 17% de las vacunas que llegan a nuestro país, eso supone que el Gobierno de España ha dejado de mandar en estos tres meses que llevamos de campaña de vacunación en torno a 471.000 vacunas menos a Andalucía, eso no es justo, tenían que habernos mandado lo que nos corresponde como población y ese dato, para nosotros, es realmente preocupante y una agresión a Andalucía, porque también si vamos a jugar con las vacunas y con la vida de la gente es lo que le faltaba al Gobierno de España".

En su opinión, la campaña masiva de vacunación debería haber coincidido con el descenso de la tercera ola, estando ahora en una fase de mesa, todo ello con el fin de evitar "la cuarta ola".

Por otro lado, y el relación a la propuesta del Gobierno de cerrar el interior de bares y restaurantes si se superan los 150 casos por cada 100.000 habitantes, ha indicado que en Málaga se tomaron ya una serie de medidas por consejo del Comité de Expertos y ese va a ser el criterio que va a primar, es decir, "los restaurantes podrán tener aforo en el interior en base al nivel de afectación que tengan en función de los municipios que estemos hablando". Como hasta ahora, por tanto. Todo dependerá del nuúmero de casos de cada ciudad y pueblo de Andalucía.

Asimismo, ha recordado que el Gobierno andaluz firmó el lunes un acuerdo con la CEM y los sindicatos conformando así el mayor plan de ayudas directas de toda España hecha por una comunidad, 732 millones para pymes, autónomos, empresarios y trabajadores, y el martes fueron a Consejo de Gobierno los primeros decretos para liberar 372 millones de euros y el próximo martes, irán los correspondientes a 100 millones para comercios, hostelería y agencias de viajes. "Esta es la diferencia: el Gobierno de España anunció hace casi un mes un paquete de ayudas de 11.000 millones de euros, al final ha quedado en 5.000 millones, después dijo 7.000, y de los 7.000, 2.000 dijo que había dos comunidades especialmente turísticas, Canarias y Baleares", que iban a recibir esa suma. "¿Y Andalucía no es turística? Nos preguntamos. Andalucía recibió en 2019 más de 33 millones de turistas y se nos trata peor". El Gobierno central ha recortado las ayudas, ha dicho, y no ha dicho a las regiones cómo gastarlas y, además, no ha mandado ni un euro aún.

En relación a esas ayudas, ha esgrimido de nuevo que Andalucía tiene el 20% de la población y va a recibir, por ejemplo, menos dinero que Canarias, que tiene dos millones de habitantes, prácticamente la misma población que la provincia de Málaga. "Al final un Gobierno tiene que ser ecuánime y tratar a todas las comunidades autónomas por igual, no puede tener un criterio más político menos. Ya nos recortan vacunas, ahora nos recortan en los fondos, no nos parece justo el trato que el Gobierno de España nos dispensa".