La incidencia de la Covid-19 en la capital se ha incrementado en casi 10 puntos desde el pasado Miércoles Santo, el último día en el que se actualizó este indicador durante la Semana Santa.

Tras poner al día los datos publicados en el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), la tasa de incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 82,3 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 72,6 casos que presentaba el pasado Miércoles Santo, a 31 de marzo.

Estos datos reflejan una subida de 9,7 puntos en la tasa de incidencia acumulada de la capital malagueña, que aún así sigue manteniéndose en riesgo "medio" de transmisión del virus, según los umbrales establecidos en el "semáforo" aprobado por el Consejo Interterritorial de Salud.

Con una incidencia por encima de los 150 casos por cada 100.000 habitantes sí se alcanzaría una situación de riesgo de transmisión "alto" y, por encima de los 250, pasaría a ser "muy alto". La capital malagueña llegó a superar estos umbrales durante la tercera onda epidémica que alcanzó su pico a principios de febrero. Concretamente, el 24 de febrero abandonó el riesgo "muy alto" de transmisión en plena desescalada.

En cuanto a los indicadores a nivel de provincia, Málaga presenta una tasa de 93,9 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, lo que implica también un aumento de 5,7 puntos desde el pasado Miércoles Santo. Pese al incremento, Málaga sigue siendo la provincia andaluza con la menor tasa de incidencia acumulada.

 A nivel andaluz, este indicador se eleva hasta los 155,4 casos por cada 100.000 habitantes, lo que la sitúa en riesgo "alto" de transmisión del virus.