La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 30 años por presuntamente prender fuego con gasolina a la puerta del domicilio de un conocido. Según las pesquisas, la presunta responsable del incendio reaccionó así después de discutir con el morador del inmueble. Los agentes han localizado la estación de servicio donde la sospechosa compró el carburante momentos antes de los hechos.

El incidente se produjo en una vivienda de la zona oeste de la capital el pasado 3 de abril. Un incendio convocó a varias patrullas de la Policía Nacional, cuyos agentes se encontraron con el inquilino de un piso tratando de sofocar el incendio con cubos de agua. Una vez extinguido, los policías iniciaron las pesquisas para el esclarecimiento de los hechos e identificaron en las inmediaciones a una sospechosa con un encendedor en las manos que fue intervenido y, junto a ella, una bolsa con restos de combustible.

A continuación, los agentes comprobaron que la mujer, de origen argentino, había adquirido el carburante en una gasolinera próxima, ya que las características de la compradora coincidían plenamente con las de la sospechosa de prender la puerta de la vivienda. También descubrieron que el motivo del incendio guardaría relación con desavenencias entre la mujer y el morador de la vivienda. La sospechosa resultó arrestada y trasladada a sede policial como presunta responsable de un delito de incendio. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción de Guardia de Detenidos número 13 de Málaga.