La Diócesis de Málaga y Fundación Málaga han firmado un convenio para la restauración de las pinturas de la iglesia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula, situada en el centro de Málaga capital. El valor de los trabajos asciende a 45.502 euros y serán realizados por el restaurador malagueño Francisco Naranjo y María Ángeles Mulero. Dicha restauración se centrará principalmente en casi una treintena de lienzos que conforman parte de la techumbre de la iglesia.

Restauración pictórica

Dentro de la restauración interior a la que esta iglesia está siendo sometida, no se ha querido olvidar de un elemento primordial como es el conjunto de óleos sobre lienzo, dividido en tres grupos de diversa autoría que están ubicados en el paramento superior de la bóveda central, la cúpula y las exedras que cierran el crucero. Todo forma un especial discurso iconográfico con escenas evangélicas e imágenes de santos y mártires de la Iglesia católica.

Alguno de los lienzos de la Iglesia de los Santos Mártires Alba Rosado

Costes importantes

Juan Cobalea, presidente de Fundación Málaga reconoce que están muy implicados con la cultura y con este tipo de restauraciones, que son su «debilidad». Sin embargo, lamenta que por el coste económico no puedan realizarlas con la frecuencia que quisieran. Asimismo, ha declarado que la iglesia de los Mártires es uno de los monumentos más queridos por los malagueños en la que hay historias vivas de cada ciudadano y por ello les hace aún más ilusión formar parte de este proyecto.

Una auténtica joya

Felipe Reina, párroco y canónigo, afirma que la intervención artística pondrá en valor esta catequesis pictórica tan valiosa, que permitirá explicar a los fieles y visitantes que la Iglesia Católica hunde sus raíces en el testimonios de muchos otros santos y mártires además de Ciriaco y Paula, titulares del templo.

Imagen del interior de los Mártires este viernes. Alba Rosado

Miguel Ángel Gamero, director de Patrimonio de la Diócesis de Málaga, reconoce que esta colaboración es fundamental para la recuperación de un elemento de gran relevancia dentro del templo. El equipo encargado de la restauración ha demostrado ya su valía en numerosas intervenciones, entre ellas las de restauración de gran parte de las obras expuestas en Palacio Episcopal Málaga- Centro de Arte. El propio Naranjo, presente en la rueda de prensa, cuenta que las pinturas de las bóvedas de la iglesia son muy delicadas y que el paso del tiempo (polvo, velas encendidas...) han hecho que se diluyan entre la riqueza ornamental. «La recuperación de estas supondrá el reencuentro con un tesoro que complementa el significado total del edificio».

El propio Naranjo, presente en la rueda de prensa, cuenta que las pinturas de las bóvedas de la iglesia son muy delicadas y que el paso del tiempo (polvo, velas encendidas...) han hecho que se diluyan entre la riqueza ornamental. «La recuperación de estas supondrá el reencuentro con un tesoro que complementa el significado total del edificio». El trabajo se basará en primer lugar en estabilizar la obra, consolidando los lienzos y adhiriéndolos a los muros todos aquellos que lo necesiten. Por otro lado, también entra en juego la estética. En palabras de Naranjo, «trataremos de devolver a su estado original, en la medida de lo posible cada lienzo.