¿Cómo afecta un virus (ahora Covid-19) a los lugares que habitamos?

La crisis socio sanitaria originada ha puesto de manifiesto la importancia de la arquitectura y del urbanismo en nuestra vida cotidiana. Las nuevas formas de relacionarse, la higiene, el distanciamiento social o las nuevas formas de trabajo, tanto en las estancias domésticas de las viviendas, como en el resto de lugares cerrados habitables o de pública concurrencia, han obligado a repensar los mismos, buscando soluciones técnicas arquitectónicas enfocadas en conseguir el confort, la funcionalidad, la estética adecuada de cada espacio según sus usos y quienes lo usan, reduciendo los inconvenientes en los espacios habitados sin consecuencias hasta ahora.

¿Cómo son los espacios que habitamos?

La pandemia ha provocado que los ciudadanos le otorguen más valor a la calidad de sus viviendas, de los espacios de trabajo, como lugar que habitan, prestando una mayor atención a aspectos como la luz, la ventilación natural, la incorporación de nuevas tecnologías digitales, el confort, la flexibilidad y la capacidad de adaptación a nuevas actividades de uso o la relevancia de las zonas exteriores o su vinculación directa. En los períodos de confinamiento doméstico se han detectado las carencias de nuestras propias viviendas y se ha reflexionado sobre los espacios que realmente necesitamos y sus condiciones. Ahora somos más conscientes de qué requerimos y cómo para habitar viviendas confortables y que cumplan las condiciones de habitabilidad, accesibilidad y eficiencia energética suficientes, sin abandonar el atractivo del diseño o el propio orden funcional que debía tener inherentemente la arquitectura ya edificada.

¿Cómo mejorarlos?

La función social incuestionable de los arquitectos es la comodidad en la vida del espacio habitable. De esta manera, para obtener el resultado demandado en cada proyecto, deben estar presentes desde el inicio del diseño de espacios o sus reformas. En viviendas que tienen entre 20 a 40 años de antigüedad, intervienen adecuando los espacios existentes, mejorando instalaciones, proporcionando dotación de nuevos aislamientos térmicos, mejorando acústicamente para la protección contra el ruido, rediseñando acabados y proporcionando la estanqueidad deteriorada con el tiempo. En las ciudades, los espacios colectivos se ordenan teniendo en cuenta su amplitud, su soleamiento, la eliminación de barreras arquitectónicas y potenciando los espacios diáfanos y la multifuncionalidad.

¿Por qué contar con los arquitectos colegiados?

Los arquitectos son los profesionales capacitados, especializados y dedicados a devolver la confortabilidad que ha desaparecido a nuestro alrededor, dando valor y cambiando usos de espacios muertos, siendo además gestores de estas rehabilitaciones en cuanto a su ejecución económica para que el respetado concepto de gasto se convierta en una oportunidad real de inversión en calidad. Es evidente que frente a estas cuestiones planteadas y para conseguir que los espacios que habitamos respondan a las nuevas necesidades y exigencias que se presentan, debe diseñarse adecuadamente la reforma y la reconstrucción siendo los arquitectos por su conocimiento, los responsables fundamentales del trabajo para conseguirlo. Los arquitectos tienen el papel determinante en las actuaciones dirigidas a garantizar un nivel de calidad, confort y diseño adecuado para todos.

Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga (COA Málaga)

El COAMálaga es la entidad que trabaja para mantener informados, asesorados y apoyados en su gestión a todos sus profesionales para afrontar los retos demandados en esta necesaria revolución como técnicos de la arquitectura, del diseño del espacio doméstico, de la ordenación del espacio público y de la planificación de la propia ciudad para las necesidades actuales y sin perder los valores que ya tenían. En definitiva, LOS ARQUITECTOS son los profesionales competentes y cualificados que adaptan tu vivienda, tu espacio de trabajo, integrándolas en el entorno, siempre teniendo en cuenta la funcionalidad, el confort, la sostenibilidad y la estética. LOS ARQUITECTOS aportan una visión de conjunto que aúna planificación, diseño, soluciones técnicas y viabilidad económica, imprescindibles para obtener el mejor resultado. 

UN ESPACIO BELLO ES UN ESPACIO CONFORTABLE.