El concejal socialista en el Ayuntamiento de Málaga Mariano Ruiz ha pedido al equipo de gobierno "más control y limpieza" en el mercadillo que se organiza todos los sábados en el Paseo Marítimo de El Palo.

"Pedimos que se cumplan en todo momento las normas para que haya una buena convivencia entre los comerciantes ambulantes, los vecinos y los negocios ubicados en el paseo marítimo de El Palo que denuncian dejadez de funciones por parte del Ayuntamiento de Málaga", ha señalado el concejal del PSOE.

Así, en un comunicado ha indicado que desde el Grupo Municipal piden "que se garantice el cumplimiento de la Ordenanza Reguladora de Venta Ambulante en este mercadillo y que sea el Ayuntamiento de Málaga el que se encargue de ello, ya que es su cometido".

"Como recoge la ordenanza debe mantenerse el orden y la limpieza de los puestos y sus inmediaciones libres de desperdicios, envases, envoltorios y demás residuos originados como consecuencia de la actividad comercial, debiendo depositarse en los contenedores más próximos", ha apuntado el concejal.

Ruiz, junto a la Asociación Cultural de El Palo, han mantenido varias reuniones con los vecinos y los dueños de los negocios ubicados en el paseo marítimo que sufren cada sábado la inacción del equipo de gobierno que no hace cumplir la citada ordenanza donde se recoge que "no se acumularán durante el período de venta cajas, envoltorios , envases, etcétera, que puedan perjudicar a los vendedores colindantes y público en general, quedando expresamente prohibido el abandono de excedentes, materiales y residuos tras la finalización".

"Los mercadillos, y en concreto el ubicado en El Palo, ejercen una labor muy importante en el distrito, dinamizándolo y activando la economía", ha dicho, aunque ha apuntado que "por el sinsentido y por la inercia a la que se ha dejado llevar este Ayuntamiento se convierte en la ley de la selva, y al final esta labor que es positiva se convierte en algo negativo, debido, entre otras cosas, a la suciedad producida por esta actividad que invade la playa y el arroyo Jaboneros".

Además, ha dicho que también "corre el riesgo de convertirse en un problema de seguridad, tanto vial como para las personas que transitan por la zona, por algunas prácticas indebidas al ocupar el paseo marítimo con vehículos estacionando delante de los negocios locales y las casas de los residentes de la zona".

Así lo ha compartido Rosa María Herrera Vega, dueña del Restaurante Carrasco ubicado en la calle Quitapenas junto al Paseo marítimo de El Palo, una de las afectadas del mercadillo, ya que "no nos dejan acceder al espetero que tenemos ubicado en la misma playa".

Por otro lado, Javier Luque Rodríguez, presidente de la Asociación cultural El Palo (ACEP), a mantenido conversaciones tanto con los empresarios como con los vecinos de la plaza Pepe Almoguera Sánchez, donde se instala el tradicional mercadillo del sábado, que opinan "que se ha convertido en un problema tanto a nivel medioambiental como a nivel de seguridad y salubridad de la zona".

"Entendemos que desde el Ayuntamiento deben de darle una solución inmediata para atajar esta situación que se ha dilatado en el tiempo y que se agrava semana tras semana, al tiempo que se estudian ubicaciones alternativas que puedan atajar estos problemas definitivamente", ha destacado Luque.