La compañía cárnica malagueña Famadesa espera realizar, como mínimo, un aumento de plantilla de 300 personas cuando finalicen las obras de ampliación de sus instalaciones en Campanillas, en las que está invirtiendo 34 millones de euros y que finalizarán a cierre de 2022. El presidente de Famadesa, Federico Beltrán, ha explicado este martes que esas actuaciones permitirán incrementar en un 60% la capacidad de producción de la compañía y ampliar así una nómina de trabajadores que, actualmente, a nivel de grupo se sitúa en las 1.500 personas (800 de ellas están en el centro de trabajo de Campanillas). Se alcanzan además las 4.000 si se cuenta también el empleo indirecto.

Beltrán, que ha recibido la visita de una delegación de la Junta de Andalucía encabezada por la delegada, Patricia Navarro, ha recordado que la primera fase de las obras concluyó a final de 2020 y la segunda lo hará el término de este año, quedado para 2021 pendiente la tercera. "Cuando acaben tendremos una capacidad mucho más importante de la que ahora tenemos", ha comentado el presidente de la firma malagueña que ha destacado también el crecimiento de ventas experimentado el pasado año.

Famadesa cerró 2020 con 303 millones de euros facturados a y 480 a nivel de grupo (donde se cuentan también otros negocios adscritos como Cárnicas Humilladero, Almargeña de Integración o Jamones Alameda). El crecimiento de Famadesa fue del 7,4% sobre los 282 millones en ventas obtenidos en 2019. Unos 185 millones de euros de la facturación de 2020 provinieron de la exportación de carne de porcino, tras un aumento del 26%, con China y Portugal como principales destinos.

La ampliación añadirá una sala de despiece que permitirá aumentar la capacidad del matadero de 5.000 a 9.000 cerdos al día, además de una cámara de refrigeración que posibilitará el tratamiento de 10.000 canales diarios.

El propietario de Famadesa ha resaltado el aumento del 25% en las exportaciones que experimentó la empresa este pasado año, con países destacados como China y otros destinos asiáticos. Por contra, el canal de embutidos ha bajado un 60% debido a que los clientes eran mayoritariamente nacionales, y zonas como Canarias o Baleares han reabajado mucho su demanda, sobre todo en el canal de hostelería.

"El mercado nacional, desgraciadamente, ha estado ruinoso. Con el embutido lo hemos pasado peor, pero el matadero y el despiece, que son la parte principal del negocio, sí han funcionado bien", ha señalado.

En el primer trimestre de 2021, las cifras reflejan una evolución muy positiva también en cuanto a exportación, y similar a la tendencia ascendente del final del anterior ejercicio. Las ventas internacionales se incrementan en más del 25% respecto al mismo periodo de 2020. El mercado asiático, fundamentalmente China, vuelve a ser el principal cliente o destino, con un aumento de ventas del 97%. Las transacciones internacionales superan con creces desde hace años el millar de operaciones, realizadas principalmente con China y Europa, que junto a Filipinas, Hong Kong, Singapur, Corea del Sur, Taiwán y Méjico son los países principales de su mercado exterior.  

En su visita a Famadesa, la delegada de la Junta, Patricia Navarro, ha estado acompañada de los delegados territoriales de Fomento, Carmen Casero, de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Fernández Tapia-Ruano, y de Desarrollo Sostenible, José Antonio Víquez.

Navarro, tras destacar la labor de Federico Beltrán en el tejido empresarial malagueño, ha indicado conocer las necesidades que tiene la empresa para poder impulsar proyectos de crecimiento y expansión. "Queremos ayudar a esta empresa y a todas las que conforman el sector de los productos cárnicos para consolidar esas perspectivas que tenemos de que este sector sea clave en la recuperación económica una vez superemos la crisis sanitaria", ha afirmado.

Málaga es la provincia andaluza que más productos cárnicos exporta, según los últimos datos elaborados por Extenda-Andalucía Exportación e Inversión Extranjera. Navarro ha destacado el potencial exportador, en especial, de la industria cárnica, cuyas ventas al exterior alcanzan ya los 25 millones de euros mensuales. El peso de la provincia en este sector a nivel andaluz es del 63% de todas las exportaciones cárnicas regionales.

La delegada ha añadido que, a pesar de la crisis económica generada por la pandemia, Andalucía ha vuelto a batir un récord histórico en sus exportaciones en 2020 en el sector agroalimentario, con más de 11.000 millones de euros. "Tenemos en la agroindustria una aliada fundamental, por no decir la principal protagonista, de lo que va a ser la recuperación económica después de la crisis sanitaria del Covid-19", ha asegurado.

En este sentido, ha detallado que Málaga se sitúa a nivel nacional entre las diez provincias más exportadoras de productos cárnicos, concretamente en el puesto siete, alcanzando una cifra récord de 298 millones de euros en 2020.

"Estamos convencidos de que de la mano de la industria agroalimentaria saldremos de esta crisis, aunque el Gobierno andaluz está haciendo un gran esfuerzo para poner en marcha ayudas económicas para todos los sectores económicos afectados por la Covid-19. El sector servicios es un gran pulmón económico, pero el agroalimentario es también básico para el turismo y para seguir sosteniendo nuestra economía", ha añadido.

Mercados exportadores

El principal mercado de los productos cárnicos malagueños es China, a donde se facturó el 67% de las exportaciones, seguidos de Portugal (17,5%) y Francia (4,75%). Igualmente, se exportan estos productos desde Málaga a una decena de países más, según los datos de Extenda: Taiwán, Japón, Corea del Sur, Filipinas, Alemania, Benín, Suecia, Mozambique, Níger, Uruguay, Comoras, Togo y Haití.

Navarro ha valorado el "esfuerzo y la gran apuesta" del empresariado malagueño de este sector, con empresas que han aumentado sus exportaciones en 2020 en un 31,2%. Igualmente, ha remarcado que son ya 25 las firmas malagueñas exportadoras de productos cárnicos, de las cuales 17 exportan con regularidad.