El Plan Especial del Acueducto de San Telmo, la obra hidráulica más importante del siglo XVIII en toda España, llega a sus trámites finales. Esto no quiere decir que vaya a acometerse ya, sino que el larguísimo itinerario administrativo está a punto de culminar. Así, según ha explicado hoy el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, "el Ayuntamiento avanza en el planeamiento que permitirá crear un nuevo eje estratégico de regeneración urbana, con un itinerario peatonal asociado al trazado del acueducto". El complejo, recuerda el edil, es Bien de Interés Cultural (BIC). Recuerden que es una reivindicación histórica de numerosos colectivos y asociaciones de vecinos. Se trata de un patrimonio que estuvo años completamente olvidado, incluso destruido, reconoce el documento.

La aprobación sigue avanzando y se encuentra pendiente del informe de evaluación ambiental ordinaria, un servicio que contrató Urbanismo, lo hizo y lo envió al Gobierno andaluz en octubre de 2020, que ahora deberá responder e informar al respecto. Una vez informada esta cuestión, la Junta de Gobierno Local le dará la aprobación inicial al plan que, en esfuerzo, espíritu y motivación, es una planificación hercúlea y temporal similar al Plan Especial del Guadalmedina.

Así, el plan consiste en ejecutar un sendero peatonal de más de 11 kilómetros que discurra junto a la traza del acueducto, un itinerario vinculado a la "movilidad, articulación y estructuración con capacidad de dinamización, recuperación y articulación de la ciudad y otros itinerarios y conexiones urbanas vinculadas al trazado" del monumento. Asimismo, hay cinco unidades de actuación según lo que se vaya hacer: son trabajos que van desde el ámbito paisajístico al recreativo, pasando por el singular, el viario o el arqueológico. Todas las unidades están vinculadas al sendero y se quiere crear espacios de calidad urbana o ambiental incorporando usos ciudadanos.

El plan especial aspira a crear un "nuevo y estratégico eje de renovación urbana, donde se empleen todos los recursos posibles para transformar el espacio público asociado al trazado del acueducto en un itinerario peatonal verde y patrimonial, con intervenciones de mejora de espacios públicos infrautilizados, degradados o que se encuentran aún pendientes de ejecución". Estas intervenciones de urbanización permitirán mejorar "la relación entre suelos dotacionales, barrios y población, creando a su vez un itinerario que una el centro de la ciudad con el suelo de especial protección, actualmente separados desde 1992 por las autovías de circunvalación".

En relación al extenso recorrido de 11 kilómetros, se diferencias dos ámbitos geográficos que se conectarán con el sendero: el suelo no urbanizado de carácter natural y poco antropizado (los Montes de Málaga y el Guadalmedina) y el suelo urbano y edificado, en cuya zona más periférica hay vacíos relevantes apropiados para implantar parques urbanos,

Las propuestas e han realizado en 40 ámbitos de actuación, delimitaciones independientes consecutivas que van desde el azud a calle Refino. La superficie total sobre la que se trabaja es de 1.100.879 metros cuadrados, sobre la que se ha estimado una inversión de más de 54,6 millones de euros, lo que supone una repercusión estimada por metro cuadrado de 49,6 euros. La población relacionada con la actuación es de 62.937 habitantes según el censo de los 32 barrios afectados.

Para la ejecución, se ha previsto un plan de etapas haciendo las intervenciones de forma ordenada y consecutiva. Las etapas se iniciarán cuando se apruebe definitivamente el plan: la primera etapa es de cuatro años con un presupuesto de 14,4 millones de euros; otra de ocho años, con un presupuesto de más de 10 millones de euros; la tercera etapa tiene 12 años, y el presupuesto es superior a los 8,9 millones. Además, hay actuaciones no programadas con 4,47 millones de euros, intervenciones vinculadas a las determinaciones del PGOU.

"El éxito del plan especial está vinculado a los acuerdos y convenios establecidos tras su aprobación inicial con las distintas administraciones para ejecutar las actuaciones previstas, tanto en función de la titularidad del suelo y/o competencias vinculadas con el interés público de las actuaciones de desarrollo urbano, medioambiental o patrimonial".

Este eje estratégico de transformación urbana debe reconfigurar escénicamente el espacio público a través de la calidad de las actuaciones, implantando actividades diversas, buenos materiales para el espacio que pisamos, vegetación, adecuada luz, sombra, pero sobre todo "gente que dé sentido a la ciudad y a las calles".

"Se pretende incentivar la memoria colectiva de la ciudad vinculada al trazado e historia del acueducto, creando un recorrido peatonal asociado a su traza, que conecte la ciudad y la naturaleza cercana a través del corredor verde de carácter lúdico, sirviendo también para enlazar y ordenar espacios para el ocio y encuentro de los ciudadanos", consta en el plan.

Puente de Arroyo Hondo Javier Lerena

El Ayuntamiento ya ha invertido 1,67 millones de euros en trabajos efectuados a respecto. Por ejemplo, en 2020 se realizó el estudio de sostenibilidad económica del plan, en 2019 se redactó el documento inicial estratégico y el estudio ambiental, así como se contestó también a las alegaciones a los informes sectoriales; se realizó un vídeo del trazado en 2016 y en 2015 se contrató la redacción del documento.

Ha habido obras: en 2017 se hizo un proyecto de parque urbano, en 2014 se acometió un proyecto de integración paisajística a la altura de Arroyo Quintana, se instaló un sistema de vigilancia y se rehabilitó el acueducto desde San Telmo al ya mencionado arroyo.

En 2008 se contrató a un arquitecto para la dirección de las obras descritas, entre otras asistencias técnicas. Y el IMV, por ejemplo, rehabilitó en 2018 la alcubilla entre calle Postigos y Capuchinos con el fin de frenar el deterioro que presentaba este tramo del acueducto. Se recuperaron, asimismo, las pinturas murales de arquitectura fingida situadas en los revestimientos del torreón, se han recuperado el escudo y la placa conmemorativa en honor a personalidades de la época, como Carlos III, el conde de Floridablanca o el Marqués de la Sonora, entre otros aspectos.

La Junta de Andalucía, sobre la base del convenio urbanístico denominado 'sendero del Cau', suscrito en febrero de 2017, está ejecutando ese itinerario.