El Hospital Regional Universitario de Málaga ha puesto en marcha un plan de acompañamiento terapéutico ampliado, asistido por profesionales asistenciales voluntarios, a pacientes ingresados en el área de hospitalización Covid-19. Este proyecto pretende reducir el aislamiento social de estas personas y minimizar su soledad.

El plan, que se puso en marcha en el mes de marzo, tiene como objetivo complementar las intervenciones que faciliten la comunicación con la familia, las actividades recreativas y de interacción social de los pacientes ingresados en hospitalización Covid-19.

El subdirector de Enfermería Antonio Zamudio explica que «actualmente el tipo de ingreso que se produce para los pacientes positivos por SARS Cov-2 se caracteriza por un importante aislamiento social, que incide en la salud emocional del paciente, y requiere de estrategias que mejoren la comunicación de los mismos durante el ingreso para fomentar las actividades recreativas». Los voluntarios se distribuyen por las unidades Covid-19 en turnos de mañana y tarde según disponibilidad en horario ajeno a su labor en el centro.

Hasta la fecha, se han inscrito un total de 9 profesionales asistenciales de todas las áreas del complejo sanitario y funciona en el área de hospitalización del Hospital General y se han beneficiado más de 30 pacientes. Es un plan gestionado desde la Comisión de Cuidados, a través de José Ignacio Bermúdez, fisioterapeuta del centro y secretario de dicha comisión.