Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo natural y vecino de Málaga de 48 años como presunto autor de un delito de violencia de género tras presuntamente agredir con violencia a su pareja con un cuchillo y un objeto contundente.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 14.00 horas del pasado 13 de abril en una vivienda ubicada en el distrito Ciudad Jardín. Fue el hijo de la víctima quien requirió la presencia de la Policía Local de Málaga tras telefonear a la Sala 092 del Cuerpo policial.

Agentes de la Jefatura Norte del citado Cuerpo policial se desplazaron hasta el lugar, localizando a su llegada fuera del portal del edificio al requirente y a su madre, que sangraba abundantemente, por lo que se requirieron de urgencia los servicios del 061.

Según ha informado la Policía Local en un comunicado, tras una discusión originada por motivos económicos, la mujer se marchó del domicilio, llamándola su pareja para que volviese. Ella acudió al creer que era para reconciliarse, siendo, presuntamente, recibida con una agresión súbita y violenta, recibiendo un fuerte golpe en la cabeza con un objeto contundente, concretamente un nivel de obra, así como diversos cortes, al parecer con un cuchillo, en las piernas y en el cuello, donde, según parece, le colocó el arma blanca, así como cortes de defensa en una de las manos.

Mientras esto ocurría, según manifestó la víctima a los agentes, el individuo amenazaba con matarla e intentaba cerrar la puerta para impedirle salir, pudiendo escapar en un forcejeo y correr escaleras abajo, dejando restos de sangre a su paso, hasta llegar al portal, donde telefoneó y se encontró posteriormente con su hijo.

El hijo de la víctima, que se encontraba en posesión de la llave la vivienda, cedió la misma a los policías locales, si bien al intentar abrir la puerta descubrieron que el individuo había dejado la llave puesta por dentro para evitarlo. Además de los reiterados intentos por parte de los agentes instándolo a que abriese la puerta, también accedieron a que algunos familiares del individuo, que así lo solicitaron, hablasen con él para intentar convencerlo, a pesar de cual continuó haciendo caso omiso.

A la vista de los hechos, y ante la situación en la que incluso se temía por la propia integridad del individuo, se solicitó la presencia de una dotación del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga, cuyos agentes, una vez más, intentaron dialogar con él para que colaborara, continuando con su negativa a abrir la puerta.

Finalmente, fue necesario derribar la puerta con un ariete para entrar en el domicilio, tras lo que los policías locales lo redujeron sin causarle ningún tipo de lesión, han precisado. Ante los hechos, los policías locales procedieron a su detención y traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

En cuanto a la víctima, tras ser asistida en el lugar por facultativos del 061, fue trasladada a un centro hospitalario por una patrulla de la Policía Local de Málaga para continuar recibiendo asistencia de las lesiones que presentaba. Asimismo, un agente del GOA que resultó herido leve durante la intervención también precisó de asistencia médica.