El plan del Guadalmedina y la vía ciclista volvieron ayer a protagonizar la comisión de Ordenación del Territorio. Así, el PP, Cs y Juan Cassá sumaron ocho votos frente a los siete de la oposición para rechazar instar al equipo de gobierno a impulsar la primera fase de la vía ciclista y senderista en el cauce alto del río, así como que se envíen los informes a las distintas áreas y organismos municipales que pide la Junta y la petición de los suelos que deben ser ocupados con la autonomía. También se rechazó replantearse, «ahora que aún estamos a tiempo», dijo la portavoz de IU y Podemos, Remedios Ramos, las actuaciones del Plan Especial del Guadalmedina, «cambiando el enfoque basado en enormes superficies de hormigón, embovedamientos por un enfoque más humano, amable y sostenible».

Recuerden que el plan prevé varios puentes-plaza que conecten las dos partes de la ciudad, y el soterramiento de las avenidas de Fátima y Rosaleda al tráfico, con un coste de entorno a 250 millones de euros. Mariano Ruiz-Araújo, edil del PSOE, dijo que su modelo es la actuación del río Manzanares, que consistió en plantar vegetación de ribera y renaturalizar el río, potenciando los deportes náuticos en la parte final del cauce, y acusó al edil de Urbanismo, Raúl López, de apostar por el «embovedado, que es un peligro para la ciudad». Este explicó que el plan especial está ahora pendiente de que concluya la evaluación ambiental y se envíe «en unos días a la Junta», con el fin de elaborar después el documento de alcance. «En el tramo urbano no tenemos la misma idea, que es conectar el Este con el Oeste no con un embovedamiento, sino con puentes más grandes de lo normal y evitar la desconexión». Sí están abiertos a renaturalizar el cauce alto del tramo urbano, más allá de Armiñán. En cuanto a la vía ciclista, dijo que ya hay dinero y se ha desbloqueado por la Junta, que Ciedes hizo el proyecto y lo envió a la Gerencia y ahora se ha pedido por los técnicos el anexo geotécnico y la justificación de la accesibilidad. Eso es lo que falta. Ramos criticó que lleve paralizado desde el año 2016.