La polémica por las pruebas de seis meses de duración que el Ayuntamiento está haciendo en Cruz de Humilladero y Huelin para ver si deja de forma permanente la zona azul en ambos barrios fue muy agria. Hubo manifestaciones y una oposición cerrada a su implantación por parte de muchos vecinos y comerciantes y del PSOE, IU y Podemos. Las operaciones, es decir, el número de personas que han sacado tiques de los parquímetros en ambas barriadas para aparcar en una plaza del SARE, se ha disparado en marzo.

En Cruz de Humilladero, según los datos de Smassa, hubo 13.170 operaciones en marzo (hay 243 plazas). En enero, en ese mismo barrio, hubo 7.772 operaciones. En febrero, se contabilizaron 5.342 (hubo dos semanas sin SARE por las restricciones sanitarias). Es decir, que entre enero y marzo casi se han duplicado. En Huelin, por su parte, se contabilizaron en enero 10.537 operaciones, frente a las 7.892 de febrero y las 17.552 de marzo. Es decir, hay en torno a siete mil operaciones más para 455 plazas.

En cuanto a las tarjetas de residentes, en Cruz de Humilladero había ayer 368 solicitudes y 171 concedidas; en Huelin, son 497 las pedidas y las concedidas, 208. Fuentes de Movilidad explicaron que se están registrando en ambos barrios ratios similares a los cosechados en la zona SARE de la Trinidad. El Ayuntamiento tendrá que decidir en unos meses si deja, de forma definitiva, la zona azul en estos distritos. La oposición sigue pidiendo sendas consultas populares al respecto.