La edil de Participación Ciudadana y del Distrito de Campanillas, Ruth Sarabia, informó ayer a este periódico de que hoy sábado, 24 de abril, se va a abrir al uso ciudadano el nuevo parking público en superficie, con 250 plazas, en la calle Fausto, una infraestructura que ha costado 18.000 euros y que ha sido elegida por los vecinos de la zona en votación hasta que haya dinero para hacer un parque accesible a personas con diversidad funcional y un workout con elementos de calistenia (o zona de entrenamiento callejero).

«El parking abre este sábado para los vecinos», dijo Sarabia, quien agregó: «Tenemos una parcela de unos 8.000 metros cuadrados donde estaba situada la antigua piscina de Campanillas, que ha estado diez años cerrada, que quedaban las ruinas, una estructura que era peligrosa, en la cual habíamos tenido pues todo tipo de incidencias, desde botellones, vandalismo, incendio, peligro para los niños, y familias que viven al lado, el instituto está a 200 metros y entonces decidimos el año pasado echarla abajo. Echarla abajo porque estaba en ruinas y quedó la parcela más o menos vacía, con algunos restos de algunas ruinas de la estructura que quedan cuando echas abajo algo tan grande como la que había e hicimos una consulta con los vecinos y vecinas de la zona. Allí hay una asociación de vecinos que es la de Roquero Campanillas, que engloba a 250 familias de ese entorno, y con ellos vimos qué proyecto era el que querían elegir y que podíamos impulsar desde el Ayuntamiento. Nos plantearon un parque de calistenia, y un proyecto que nos pareció muy interesante que era la parte de un parque accesible para personas con discapacidad, podemos pensar tenemos ya algún parque con elementos accesibles para personas con diversidad funcional, pero no un parque en el que los niños ciegos puedan entrar con sus perros lazarillos y hacer distintos itinerarios para poder disfrutar realmente de la actividad al aire libre».

Así, se habló de hacer «el workout y el parque accesible, que sería el primero que tendríamos en la capital, hay alguno en Coín, que además se financió con dinero privado, de Isco, el jugador del Madrid, pero en la capital no hay nada. Para eso hay que buscar la financiación y como habíamos pensado que este año no daba tiempo a ejecutar esos proyectos, porque había que meterlos en presupuesto del año que viene, dijimos a los vecinos que si ellos querían que antes pudiéramos hacer algo en esa parcela». Se consultó a 250 vecinos y estos eligieron que se construyera un aparcamiento municipal gratuito. «Hemos quitado lo que resultaba peligroso, que había hierros, y lo que quedó de echar abajo la piscina, adecentar la parcela, hormigonar el terreno y sacar un aparcamiento para vehículos en superficie», explicó la concejala.