El Grupo Municipal Socialista acatará a través de una moción en el pleno de abril la problemática de las fiestas ilegales celebradas en pisos turísticos en Málaga. Desde la pasada Semana Santa, en la ciudad la Policía Local ha puesto hasta un centenar de sanciones. Daniel Pérez, el concejal portavoz recuerda al Ayuntamiento que en diciembre de 2020 se aprobó “buscar el consenso con los agentes sociales para regular la actividad de las viviendas turísticas a través de la modificación del PGOU”. Además, exige a la Junta de Andalucía que “invierta un mayor esfuerzo de personal para controlar su actividad y para prevenir estas fiestas ilegales”.

Los socialistas consideran que el fenómeno de las fiestas clandestinas en pisos turísticos en la ciudad malagueña se ha visto desbordado. Las razones, según el líder socialista son que “ni la Junta destina los recursos suficientes para vigilar actividades ilegales en estas viviendas, porque sólo hay ocho inspectores para los 35.400 pisos turísticos que hay en la provincia de Málaga, 6000 de ellos registrados en nuestra ciudad, ni el Ayuntamiento está haciendo nada por establecer un número clausus”. 

Daniel Pérez ha aludido al alcalde, Paco de la Torre, del que ha criticado que no se haya pronunciado sobre esta materia, a pesar de que las sanciones impuestas por la Policía Local han superado las 100. El concejal, además ha hecho referencia a la moción de diciembre de 2020, por la que se pidió la modificación del PGOU, con el consenso de los agentes sociales, para limitar el número de viviendas turísticas. 

El concejal  responsable del Área de Turismo en el PSOE, Pablo Orellana, será quien defenderá la moción en el próximo pleno. El socialista ha hecho alusión a varias fiestas ilegales en la Calle Granada, más tarde del toque de queda y a otra celebración en un piso de la calle Capuchinos donde estuvieron reunidas hasta 24 personas. Ha recordado  que “al problema de ruido además,  se suma  el de convertirse en focos de contagio, porque ni se respetan las distancias sociales ni se hace uso de la mascarilla como aconsejan las autoridades sanitarias”. El concejal también ha señalado que la regulación de estas viviendas turísticas es imprescindible para garantizar la calidad turística en la ciudad.