'El 81% de los MENA canta habitualmente en la ducha'. 'Al 78% de los MENA les gusta la pizza con extra de queso'. 'El 76% de los MENA pone antes los cereales que la leche'. Málaga Acoge rompe con todos los moldes con su nueva campaña 'Queremos contar, queremos escuchar', para descubrir a la sociedad malagueña la verdadera realidad de los jóvenes extutelados.

Las marquesinas de las calles de Málaga han amanecido hoy con un claro mensaje en contra de los estereotipos que se ciernen sobre estos jóvenes . Su objetivo, acabar con el discurso que criminaliza a estos menores y reivindicar que sus vidas son iguales a las del resto, por lo que sus derechos también lo son. 'Mismos gustos, mismos derechos', es el eslogan elegido para protagonizar esta campaña y así reza en los 45 carteles que se han distribuido por toda la ciudad.

Con cinco mensajes diferentes, y en clave de humor, Málaga Acoge persigue romper con la desinformación y los bulos que se alimentan en torno a este colectivo. El desafío, indican, es el de restar la carga peyorativa y humanizar el término MENA, y lo hacen resaltándolo en todos sus letreros. "Es una iniciativa fresca, a partir del humor, que persigue acabar con esa imagen manipulada que no les corresponde", señala Helena Pernías, vocal del Área de Jóvenes de la Junta Directiva de Málaga Acoge.

La entidad apela a la cotidianidad para protagonizar una campaña en la que los gustos son el hilo conductor del diálogo que pretenden establecer con la ciudadanía. "Se recurre a aquello que nos une, lo cotidiano es una de las herramientas más útiles a la hora de llegar a la gente", defiende Pernías. La asociación ensalza, así, los puntos en común que los jóvenes extutelados tienen con el resto de jóvenes de su edad, «que estudian, trabajan y comparten inquietudes». De este modo, Málaga Acoge exige la igualdad de derechos y oportunidades para un colectivo que se encuentra desamparado al cumplir la mayoría de edad.

La iniciativa, organizada por la Escuela de Arte de San Telmo de Málaga -en el marco de la novena edición del Festival de Diseño y Cultura Visual Telmodice- incluye un documental que recoge los testimonios de Hamid, Adurraman y Ali: "Hay que brindarles la oportunidad de darse a conocer y brindarnos a nosotros esa oportunidad", resalta la vocal del Área de Jóvenes. La proyección del vídeo tendrá lugar el próximo 12 de mayo, a las 18:00h, en el Teatro Albeniz. Esta campaña ha contado, además, con la colaboración de los estudios Buenaventura, Atipo y Rubio & del Amo, además de la Fundación La Caixa, el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía.

Falta de apoyo

Málaga Acoge apoyó en 2020 a 153 jóvenes procedentes del sistema de protección de menores. Gracias a su acompañamiento, el 28,1% continuó estudiando y el 24,1% se formó para obtener un empleo. De todos ellos, 37 están trabajando a día de hoy. Además, 34 jóvenes fueron acogidos en los pisos de Málaga Acoge durante este año.

La asociación denuncia la falta de apoyo que reciben estos jóvenes cuando salen de los centros tutelados al cumplir la mayoría de edad. "Pretendemos que se consiga ese acompañamiento a estos jóvenes por lo menos hasta los 25 años y que no se les abandone cuando cumplen los 18 años", esgrime Helena Pernías. En esta misma línea, la campaña 'Queremos contar, queremos escuchar' también persigue la toma de conciencia y la instauración de medidas que ofrezcan un acompañamiento a los jóvenes extutelados.

Desde la entidad, por su parte, se trabajan en diferentes líneas para favorecer este acompañamiento. Una de ellas son los recursos de alta intensidad, entre los que se enmarcan los pisos de acogida en los que estos jóvenes hacen sus vidas en pequeñas unidades familiares durante el transcurso hacia su autonomía.

En este camino, Málaga Acoge les acompaña en todo momento y desde la entidad se ofrece orientación laboral mediante la búsqueda de formaciones para que puedan acceder a un puesto de trabajo. “Hay algunos que están en formación reglada y hay otros perfiles con los que se lleva a cabo una orientación para su futura inclusión laboral”, relata Pernías.