El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, de acuerdo con el Área de la Comercio, ha decidido mantener la ampliación de la ocupación de mesas y sillas de la hostelería en la vía pública como medida de reactivación económica y para minimizar los efectos de la pandemia de la Covid-19.

Esta decisión, como han informado en un comunicado, ha sido el resultado de la última reunión de la Mesa de la Hostelería, que se celebró la tarde del pasado jueves entre representantes del Ayuntamiento y de la Asociación Malagueña de Hosteleros (Mahos). Esta medida formalizó hace justamente un año por un decreto del alcalde al pasar la ciudad a Fase 1 de desescalada.

Estas medidas decretadas estaban previstas inicialmente que permanecerían vigentes mientras durara el estado de alarma o las autoridades sanitarias determinen la vuelta total a la normalidad. La solicitud de esta ampliación para los establecimientos que aún no lo tengan concedido hay que realizarlo a través de la web municipal: https://sede.malaga.eu/es/tramitacion/detalle-del-tramite/index.html?id=7497&tipoVO=5#.YJZrSKHtY2w

Ampliación de la ocupación de la vía pública

En la nota distribuida, el Ayuntamiento recalca que la hostelería representa más del nueve por ciento del PIB de la ciudad, por ello, el Ayuntamiento justifica esta ampliación de la ocupación de la vía pública autorizada en la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública. Así, la ocupación de la vía pública se ha visto ampliada, dejando obligatoriamente una línea de separación de dos metros entre mesa y mesa, por aquellos titulares que cuenten con autorización o en su caso, aquellos a los que, durante el plazo de vigencia de esta medida, les sea concedida, de dos formas: de manera frontal, tomando como referencia la línea de fachada del establecimiento del local, o de manera longitudinal, manteniendo la distancia de seguridad suficiente respecto a pasos de peatones, accesos a inmuebles y garajes, y propiedades colindantes.

De este modo, se continúa con la autorización de ampliar hasta el doble de la superficie que el titular tuviera concedida inicialmente, de forma que está permitido ocupar la vía pública con el mismo número de mesas y sillas que cabían con anterioridad pero respetando la distancia de dos metros entre mesas.

De igual modo, se permite la ocupación de las plazas adyacentes a los locales de hostelería y restauración, siempre y cuando en la vía en la que esté ubicada su ocupación no permita que pudiera ampliarse la superficie a ocupar y dadas las características de las calles se colocarán las mesas y sillas atendiendo a las instrucciones de la inspección de vía pública.

La ampliación de la ocupación permitida es posible si se deja en todo momento un paso peatonal libre no inferior a dos metros para tránsito peatonal, con separación de un metro de los portales de viviendas, accesos a garajes y vados, pasos de peatones, rebajes para personas de movilidad reducida, paradas de vehículos de servicio público, etc.; así como de tres metros en pasajes y calles peatonales para el acceso de vehículos de emergencia, siendo de cuatro metros cuando la calle sea de preferencia peatonal.