Una investigación de la Policía Local de Málaga ha permitido a los Mossos d’Esquadra detener a dos hombres por presuntamente publicar vídeos en sus redes sociales donde se les veía escondiendo droga en parques y jardines del Prat de Llobregat (Barcelona) para que sus seguidores la encontrasen y así captar futuros clientes.

Un informe con datos extraídos de las redes sociales emitido por un agente de la Unidad de Ciberdelincuencia de la Policía Local de Málaga constataba que un usuario utilizaba su cuenta para «promover, favorecer y facilitar el consumo de sustancias estupefacientes», y que actuaba en el Prat de Llobregat, pero que tenía seguidores de todo el territorio nacional.

El joven se grababa en vídeo y en las imágenes se veía como escondía sustancias estupefacientes, marihuana y hachís en parques y jardines de la localidad con la intención de que los seguidores de su perfil pudieran localizarlo y consumirlo.

Los investigadores comprobaron que este primer suministro gratuito daba lugar a una interacción mediante chats abiertos, donde el administrador de este perfil ofrecía sus servicios como vendedor habitual de marihuana y hachís. En el momento de la intervención policial este usuario era seguido por más de 3.000 usuarios de todo el territorio nacional.

Gracias al seguimiento de su perfil se intervino la marihuana escondida, y se acreditó que algunas veces el presunto autor de los hechos iba acompañado de otro chico; los Mossos detuvieron a los dos presuntos autores y el juez decretó su libertad con cargos.