Ante una apertura de las restricciones como la que se va a producir a partir de esta madrugada, los expertos alertan de la importancia de la responsabilidad individual de cada ciudadano. El avance de la vacunación y el descenso de la tasa de incidencia acumulada suponen un escenario favorable a una relajación de las medidas restrictivas, indican los expertos consultados por este periódico. No obstante, la prudencia deberá seguir imperando: «Se nos va a permitir movernos, que no haya toque de queda... pero hay que tener claro que la vida que tenemos no puede ser la previa, va a ser necesario que seamos prudentes», advierte Julián Olalla, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. Del mismo modo opina María José Aparicio, vocal de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, que defiende que será el grado de responsabilidad ciudadana el que determinará el proceso de desescalada. La relajación, por tanto, no tiene cabida en este plan de desescalada, cuyo éxito habrá que ir descubriendo conforme avancen las semanas, asegura Olalla: «Va a ser el paso de las semanas, con la retirada de las medidas, lo que nos diga si estamos acertando o no». La hostelería y el ocio nocturno serán uno de los sectores que más noten la relajación de las medidas, por lo que el presidente de Mahos, Javier Frutos, también advierte de la importancia de ser prudentes y responsables: « Está claro que dentro de este primer paso hay que seguir manteniendo una serie de horarios para que las personas entiendan que todavía seguimos luchando contra la pandemia».