La Policía Local de Málaga está a punto de dar el gran salto tecnológico de su historia y de aumentar, de paso, la eficacia en el control de las infracciones. Así, el Área de Seguridad va a licitar sendos contratos, por valor de casi medio millón de euros, por los que se adquirirán 300 tabletas electrónicas y sus correspondientes aplicaciones de tecnología punta, en relación a las especificaciones técnicas de esos futuros pliegos, y se repartirá un dispositivo por patrulla y turno. En esa ventana tecnológica, los agentes podrán rellenar digitalmente los en torno a cuarenta formularios de denuncias existentes, según la infracción, imprimir la sanción y dársela al ciudadano, además de enviarla a Gestrisam. Serán denuncias al instante.

Pero no son las únicas novedades. Ya cuentan con en torno a 100 tabletas más antiguas en las que pueden consultar muchas cosas: desde planos de locales hosteleros y sus terrazas para constatar luego sobre la realidad de su visita al negocio si se ocupa más calle de la debida, hasta bases de datos como las de la DGT, el padrón municipal y otras gestiones habituales. Ahora, eso podrán seguir haciéndolo, además de poder rellenar digitalmente el parte diario que cada agente suscribe cada turno, tramitarlo, claro, y, con otra aplicación, orientar la tableta a la carretera de que se trate, escanear el flujo de la circulación, se fotografía el automóvil y se comprueba directamente si tiene la ITV pasada, si carece de seguro o si fue robado. Es decir, desaparecen la libreta y el boli y ahora la Policía Local culmina meses de trabajo en programas piloto para ir avanzando en la tecnificación del cuerpo. En la actualidad, hay cien tabletas antiguas y varios teléfonos inteligentes, algunos de ellos usados en pruebas piloto para limar este salto tecnológico, pero todo va a centralizarse en una tableta. «Con una partida de casi medio millón de euros, se va a proceder a la instalación de las tabletas y del boletín de denuncia a través de los smartphones para la Policía Local. Esto agiliza mucho la labor, y cabe recordar que estamos comprometidos con los ODS y el papel cero», dice el concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo. Salen a concurso el hardware y el software. «Todos los policías, al final de su jornada, rellenan un parte, cada vez que terminan uno de los tres turnos, eso después aquí, si llega en papel, hay que mecanizarlo con personal administrativo, estará dentro del dispositivo, al igual que las actas de denuncia; he llegado a ver hasta cuarenta y pico actas de denuncia, y ahora estas actas van a estar metidas en los dispositivos, los planos de los establecimientos, etcétera». Incluso, dice el edil, hay tabletas que puedes pasarlas sobre la carretera y «chequean si los automóviles tienen seguro o no, o si cuentan con la ITV pasada o no».

José Fernando Cerezo, superintendente jefe del cuerpo, afirma que «cuando salga una patrulla habrá un dispositivo para cada dos policías». En todo esto colaboran el Centro Municipal de Informática y el Área de Nuevas Tecnologías. Dice Cerezo que no se trata de un software concreto, sino que en el pliego se especifican condiciones técnicas y las empresas tratarán de satisfacerlas cada una con su propia app. Otra parte del soporte se da a través de un servicio web municipal en el que los policías entran e introducen su contraseña. Ahí pueden mirar las bases de datos.

Un policía consulta una de las tabletas operativas ahora. | J.A.S.

El oficial de informática Javier Tudela explica: «Ahora mismo, hacemos las consultas típicas de padrón, internas de callejero, a la Policía Nacional. Lo que hemos implantado para quitar el papeleo es lo de los partes de servicio, para quitar papel y agilizar las comunicaciones vía radio». Cerezo apoya su reflexión: «Al policía que lleva esto ahora mismo lo que le sirve, fundamentalmente, es para consultar las bases de datos de la DGT, la Policía Nacional, tráfico, tema de los perros, y cuando se incorpore el parte de servicio, también servirá para eso». Y añade el edil: «Y se incorporarán las actas de denuncia». Agrega Cerezo: «Todo estará en un mismo dispositivo, todo el tema de denuncias, actas».

Te puede interesar:

El agente del grupo de Informática Jair Carrillo señala: «Aunque el día de mañana todo va a estar centralizado en las tabletas, nosotros estamos desarrollando a través de un proyecto piloto el boletín típico de papel, con tres copias, una para el policía, otro para el denunciante, y otro que va a Gestrisam. Se ha dado el paso a digitalizar el documento, a través de una aplicación que funciona en un smartphone a través del sistema Android. Ventajas: la eficiencia de las administraciones, volcamos los datos de una denuncia y eso pasa digitalmente a Gestrisam». Además, aclara, da gran seguridad jurídica. «Se adjunta con una fotografía (del coche), a la cual se le plasma esa infracción y evitamos problemas de errores al tomar las matrículas».

Añade Cerezo que el policía está «geolocalizado», mete la matrícula y salen los datos del conductor y la posición en la que se formula la denuncia. Sólo hay que meter en el boletín la infracción cometida. La matrícula, explica Ricardo Fernández, funcionario del grupo de Informática, la lee automáticamente. El boletín se imprime gracias a la conexión de bluetooth entre el dispositivo y una pequeña impresora. Dice Carrillo que, de 30 vehículos, a una sexta parte puede faltarle algún papel, y que todo esto, por ejemplo, va a permitir agilizar mucho los controles, porque ya van a ir a tiro hecho al detectar, con una rápida pasada de la tableta, qué coche podría ser infractor.