Málaga afronta hoy un cambio en la velocidad de circulación de sus calles muy significativo, porque se camina hacia un nuevo paradigma de la movilidad: menos contaminante, más sostenible y, sobre todo, mucho más segura. Así, el 73% de las calles de Málaga tendrán desde hoy un límite de velocidad de 30 km/h. Y el fin es, como explicó ayer la Dirección General de Tráfico (DGT), reducir en un 80% el riesgo de fallecer a consecuencia de un atropello. Otro dato a tener en cuenta es que el 82% de los fallecidos en ciudades en 2019 fueron usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas y motoristas.

Ya saben que lo que entra en vigor hoy es la modificación del artículo 50 del Reglamento General de Circulación en lo que se refiere a los límites de velocidad en zona urbana. A partir de hoy, el límite de velocidad en vías urbanas será de 20 km/h en calles que dispongan de plataforma única de calzada y acera; 30 km/h en calles de un único carril o de dos, uno en cada sentido de la circulación, y 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación. Dice la DGT que esta medida ha sido muy solicitada por los ayuntamientos para poder aplicar los 30 km/h en sus localidades.

El alcalde, Francisco de la Torre, explicó ayer que «todos los cambios, cuando son cambios de una norma anterior a otra que reduce tienen un tiempo de adaptación, espero que sea el mínimo y todos nos demos cuenta de las ventajas que tiene, preferiría contestarle dentro de pocas semanas para decirle el balance del primer mes ha sido tal, reducción de accidentes de tanto, de heridos tanto, está claro que en los últimos años se han reducido los accidentes en carreteras, se ha seguido una política muy proactiva en esa materia de mensajes, publicidad, etcétera, y no se ha reducido en los espacios urbanos en general, nosotros no vamos a ser excepción. Estoy convencido de que estas normas tendrán eficacia en ese sentido».

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, culpa a la Junta del PSOE de la falta de carriles bici: "Tenemos el propósito de recuperar el tiempo que nos hizo perder la Junta de Andalucía"

El regidor precisó que «no tiene mayor importancia el que se vaya un poco más despacio, 50 km/h es ya una velocidad moderada, lo que pasa es que mucha gente no la ha respetado, respetar 30 km/h es difícil pero no es imposible, es cuestión de salir con el tiempo necesario y acostumbrarte a que tardes dos, tres minutos más, no pasa nada por eso: ello nos hará una ciudad más humanizada, amable, acogedora y con menos accidentalidad». Se mostró además dispuesto a invertir en campañas, aunque cree que debe hacerlas Tráfico, sobre todo, ya que en el ámbito nacional son más eficaces. En cuanto al repintado de las calles en las que se reduzca, o se aumente velocidad, precisó que se hará en la medida «que sea necesario, lo iremos viendo, el grado de respeto que exista y la necesidad de ir marcando más la publicidad».

La velocidad se limita a 30 km/h en 724 kilómetros de calles, 3.603 vías de uno y dos carriles. Así, son 1.656 vías de un carril (241 km) y 1.947 calles de dos carriles, 483 kilómetros. Por distritos, la reducción del límite de velocidad afecta a las siguientes calles: en el Centro la velocidad pasará a 30 km/h en 112 calles y 24 kilómetros; en el distrito Málaga Este se modificará la velocidad en 315 vías y casi 94 kilómetros; en Ciudad Jardín en 137 calles y 25 kilómetros; en Bailén Miraflores en 138 calles y 23,8 kilómetros; en Palma Palmilla serán 68 calles y 13,9 kilómetros; en Cruz de Humilladero 195 vías y 48,5 kilómetros; en Carretera de Cádiz 221 calles y 44 kilómetros; en Churriana 250 calles y 77,6 kilómetros; en Campanillas 191 calles y 40,6 kilómetros; en el Puerto de la Torre 248 calles y 69,2 kilómetros; y en Teatinos 72 calles y 21,9 kilómetros.

José del Río, edil de Movilidad, indicó la semana pasada que en la mayoría de las calles afectadas no será necesario señalizar el cambio a 30 km/h, porque se trata de «velocidades definidas como genéricas», es decir, que en esas vías el conductor debe saber que la velocidad es la que es. Pero sí se señalizarán aquellos casos en los que el Ayuntamiento decida aumentar la velocidad a 40 km/h en vías que deberían ser de 30 km/h o en carreteras de 50 km/h que se bajen a 30, por ejemplo al detectarse numerosos atascos o una intensidad muy alta de circulación, o cualquier otro motivo. Está por ver si algunas vías generan colapsos.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, reiteró ayer en relación con los carriles bici que el Ayuntamiento tiene «el propósito de recuperar el tiempo que nos hizo perder la Junta de Andalucía años anteriores».

De la Torre, tras ser cuestionado por los periodistas, lamentó que la anterior Junta de Andalucía tuvo «un incumplimiento total y absoluto». «Sufrimos en Málaga el incumplimiento de la Junta de Andalucía de hace unos años», hizo hincapié De la Torre, que recordó el convenio firmado con el Gobierno andaluz para realizar carriles bici en la ciudad «y no hizo ni un solo kilómetro, ni un solo metro, de los que tenía bajo su responsabilidad impulsar».

Es más, incidió en que el Ayuntamiento «ese hueco, ese vacío, que dejó la Junta estamos tratando de resolverlo pero no es un tema de un día ni de dos». «Cumplimos con nuestra tarea haciendo bastante kilómetros, con las dificultades que tiene, para unos y otros, porque hay que resolver de dónde se coge ese espacio» si la calzada o la acera. Al respecto, recordó que en el paseo marítimo de Levante, en Pablo Ruiz Picasso, donde «tenía que hacerlo la Junta y no lo hizo, y la actual está responsabilizada de hacerlo y se lo ha tomado en serio y lo hará»; mientras se hace la ampliación se apuesta por «compartir el espacio que tenemos». Además, recordó, espera «que se resuelva pronto», el planteamiento de que los corredores que vayan por el paseo marítimo puedan pasar a la zona de playa, como ocurre en otros municipios, dejando libre ese espacio. Además, dijo, «los corredores prefieren correr sobre espacio de tierra, apisonada, que el duro de la acera». Cabe recordar que el Ayuntamiento procedió a la señalización, durante la noche de este pasado jueves, de carriles bici provisionales, mediante el pintado de marcas viales en el suelo, en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso -en el tramo de acera entre Antonio Martín y los Baños del Carmen-, entre el tramo de acera de la avenida Cervantes y el merendero Antonio Martín y en la Alameda Principal.