El alcalde, Francisco de la Torre, ha abogado hoy, a preguntas de los periodistas, por armar u organizar una Feria de Málaga "distinta", alternativa, alejada del modelo habitual, pero siempre respetando las directrices que marque la Junta de Andalucía en relación a cuestiones sanitarias. "La definición exacta de cómo será, el tipo de feria con comillas que pueda haber, eso no lo hemos hablado todavía", ha dicho.

Ya se conoció ayer mismo que los feriantes podrán montar sus atracciones en el Cortijo de Torres y El Palo. "Lo que queremos es dar vida a los feriantes y dar vida a la ciudad, pero todo eso lo haremos muy de acuerdo con la estadística, cómo vayan los datos de incidencias, los de hoy hemos bajado respecto a ayer, hemos bajado ocho puntos, tenemos que ir en esa línea, va a depender mucho de las normas de aforos que se puedan tener en actos de encuentro con gente, de cómo estemos en temas de incidencia, de ahí dependerá", ha dicho.

Luego, ha insistido en que "queremos abrir el camino, no exactamente los días de feria, más espacio de tiempo; que pueda haber alguna actividad de los feriantes allí en el Cortijo de Torres, y en alguna de las ferias de barrio, por eso he mencionado el ejemplo e El Palo, porque eso es bueno para ellos desde el punto de vista económico" y para la ciudad, "de alguna manera moderada".

"Tendremos actividades culturales, impulsadas por el Área de Cultura, Juventud y Feria, coordinadamente como debe hacerse todo eso, y actividades gastronómicas y de ocio, y que sea en positivo, pero en términos de moderación, no debe ser como antes, aunque tengamos un porcentaje de vacunación que se estima en el 70% a mitad de agosto, tiene que haber una cierta declaración colectiva de que estamos ya en la inmunidad de grupo, y hasta que eso no esté debemos de ser prudentes".

Dice el regidor que las decisiones no se toman en dos días, sino con bastante anticipación, "y eso lo tendremos que tratar a finales de mes o primeros de junio todo el equipo municipal que tiene que ver con Feria, verlo con los datos, hablar con Salud y definir bien el modelo, pero de cara al tema de feriantes creo que sí vale la pena irlo haciendo en esa línea, habrá más o menos cantidad de público, según estemos de incidencia, la gente va a colaborar con esa línea, por solidaridad en materia de salud, por la vida de la gente, y también porque tenemos una normalización, psicológicamente es una recuperación, lo que hagamos, sea lo que seam cuidaremos el tema mayores. Lo necesitan los mayores de Málaga, que haya una actividad pensando en quienes han estado meses recluidos, muy frenados, preocupados".

No en vano, el pasado miércoles hubo una reunión con varios alcaldes de forma digital en el que se abordó este asunto y se pactó el tema de impulsar ferias distintas, "lo normal es que sean esas fechas (por agosto), pero de una manera distinta, pero hablar de ello ahora no me parece lo más adecuado". Indica que no se tratará de una feria tal cual porque si no los feriantes habrían de acogerse al contrato habitual, y se busca eximirlos "de todos los pagos, lo han pasado muy mal". "Tiene que ser una fórmula distinta, hay que estudiar legalmente como lo hacemos, que sea legal, correcto, y no le cree problemas al sector". También se ha abordado en reuniones el tema musical y se les compensará en actividades que se organicen este verano.