Los jardines de Villa ‘La Brise’, una mansión privada datada a comienzos del siglo XX, con protección arquitectónica de segundo grado en el número 4 de la calle Eugenio Sellés, en Las Acacias, cuentan ya con protección por parte del PGOU, informó a este diario el concejal de Urbanismo Raúl López.

Como detalló el responsable de la Gerencia de Urbanismo, no sería necesario incluir esta zona verde en el Catálogo de Jardines Protegidos del PGOU, «ya que ya está protegida en virtud de lo que dispone el Plan General de Urbanismo» y precisó que el PGOU protege la casa pero también la parcela.

«Si alguien quisiera actuar en el jardín, no se puede», remarcó Raúl López, que precisó que la idea de la Gerencia de Urbanismo es «recuperar el equipamiento y vincularlo a una actividad relacionada con el mercado laboral, como incubadora de empresas o algo parecido».

Durante décadas, esta mansión, hogar de la hispanista italiana Margherita Morreale, fallecida en 2012, se dedicó a la enseñanza de español para extranjeros.

Como adelantó este periódico, la respuesta de Urbanismo llega después de las reclamaciones para proteger los jardines por parte de la Asociación de Monitores Medioambientales Almijara y de la Asociación de Vecinos de Pedregalejo, que consiguió la protección arquitectónica de la casa en el PGOU del 83 y que los jardines fueran declarados zona verde de interés especial, calificación que años más tarde perdió.

En junio de 2018 el pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad incluir la zona verde en el Catálogo de Jardines Protegidos del PGOU. Sin embargo, en un informe realizado este mes de enero, el Área de Medio Ambiente consideró que merecían protección algunos elementos del jardin como la alineación de palmeras washingtonias de la entrada, pero no su inclusión en el catálogo del PGOU, algo que no le restaría protección, atendiendo a lo señalado por el concejal de Urbanismo.

La preocupación de los vecinos y ecologistas se produce con el actual auge de la construcción en el barrio, en el que aumentan los bloques de viviendas en antiguas casas mata.

En el caso de ‘La Brise’, es la única villa antigua con jardín que sobrevive en esta zona de Málaga, pese a que el siglo pasado eran la tónica general.