El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, volvió a subrayar esta semana el compromiso de la Junta con el proyecto de la estación depuradora de aguas residuales, EDAR Málaga Norte, que prevé instalar en la Vega de Mestanza. El pasado martes, Bendodo señaló que el de la depuradora es un proceso administrativo «muy largo» que se encuentra en su fase final, la de la adjudicación de la obra «y por tanto la ubicación y el planteamiento vienen del anterior Gobierno».

Bendodo remarcó que «ahora, al final del proceso, es imposible cambiar de ubicación» y declaró que «en Andalucía no se puede perder ni un día más desde el punto de vista de la depuración de sus aguas porque todos los días recibimos multas de la UE por no depurarlas». «Durante muchísimos años se ha recaudado la tasa de depuración por la Junta para pagar estas cosas, pero lo curioso es que se recaudaba y no se invertía, y ahí están las multas», dijo.