Los dos hermanos que fueron detenidos recientemente por su presunta implicación en cuatro atracos con armas blancas en comercios de la zona oeste han vuelto a ser arrestados tras presentarse en uno de los establecimientos y exigir a la responsable que no declarara contra ellos en el juicio previsto para el 17 de mayo. Según ha informado hoy la Comisaría Provincial, los implicados regresaron a uno de los negocios tras decretarse la puesta en libertad, pero la mujer denunció inmediatamente estos hechos en sede policial y los agentes procedieron a la localización y detención de los hermanos por su presunta implicación en un delito contra la administración de justicia.

La operación Dracma, llevada a cabo por investigadores de la comisaría de Distrito Oeste de Málaga con la colaboración de agentes de la comisaría de Distrito Norte, culminó el 13 de abril tras el esclarecimiento de tres robos a farmacias, en las proximidades de La Unión, Las Chapas y Barbarela, y un cuarto asalto a un establecimiento de ropa localizado en el entorno de Cruz de Humilladero. Como ya informara la Policía Nacional, todos los asaltos se cometieron en enero y los sospechosos actuaban en pareja y ataviados con gafas de sol, mascarilla y otros elementos para ocultar del rostro.

Mientras uno de los investigados se dirigía directamente al personal del establecimiento, el segundo se adentraba en el mostrador al fin de sustraer el dinero de la caja. Para perpetrar los asaltos, exhibían armas blancas de grandes dimensiones con las que intimidaban a los empleados.

Las indagaciones realizadas en el entorno de los establecimientos, unidas a un informe pericial de Policía Científica, permitieron a los agentes identificar a los supuestos responsables, de 44 y 49 años, que fueron detenidos el 13 de abril.