El grupo municipal Adelante Málaga va a presentar una moción en el pleno de este mes, en el que pedirá la protección arquitectónica de grado I de Villa ‘La Atalaya’, un inmueble de estilo regionalista de 427 metros cuadrados, datado en 1920, en el paseo de Salvador Rueda, 5 (Camino Nuevo). Además, solicitará que mientras se toma esta medida se establezca la protección cautelar.

Como adelantó La Opinión, la propuesta se presenta tras la reciente aparición de un cartel que anunciaba una promoción de viviendas en la parcela de 1.446 metros cuadrados de este inmueble, que no está incluido en el Catálogo de Edificaciones Protegidas del PGOU.

La formación de izquierdas también pedirá en la moción que se inste al equipo de gobierno del Ayuntamiento a una «revisión general» de este catálogo, «en el sentido de mejorar y ampliar las actuales protecciones y evitar que inmuebles históricos sean demolidos y destruidos».

Otro punto de la moción de Adelante Málaga insta a la Junta de Andalucía a que, «a la mayor brevedad posible» y a a través de la Delegación de Cultura, Villa ‘La Atalaya’ quede incluida en el Catálogo de Inmuebles Protegidos asociado a la ley de 2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía, y se proteja cautelarmente.

El último punto de la moción insta a la equipo de gobierno municipal y a la administración autonómica a iniciar, bien a través de la petición de la Gerencia Municipal de Urbanismo o de oficio a través de la Delegación de Cultura, para incoar expediente con el fin de incluir el edificio del Camino Nuevo y sus jardines como Bien de Interés Cultural en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, «o se le otorgue la protección que evite su desaparición, dado su interés arquitectónico y tipológico».

Adelante Málaga argumenta la petición en que «es uno de los inmuebles más antiguos y con más belleza arquitectónica de una calle que cuenta con varios edificios de un estilo similar que están protegidos e incluidos en el Catálogo de Edificaciones Protegidas del PGOU».

Además, como recuerda, «se encuentra a tan sólo 23 metros del actual límite del Bien de Interés Cultural (BIC) del Conjunto Histórico de Málaga, que acaba casi al lado, en el número 1 del Paseo Salvador Rueda, y este inmueble histórico y jardines reúne todas las características y valores que han servido de criterio para recoger en el Catálogo de Edificaciones Protegidas del PGOU de Málaga otras edificaciones contemporáneas similares sitas en su entorno y en esa misma calle».

Como adelantó este diario, el cartel anunciador de la promoción inmobiliaria, a cargo de Parque Málaga, causó preocupación entre vecinos del entorno. Una portavoz de la promotora informó el mes pasado de que todavía no habían recibido el proyecto y desconocían qué pasaría con el inmueble.

Por su parte el concejal de Urbanismo, Raúl López, informó entonces de que no se había solicitado licencia de obra.

La iniciativa de Adelante Málaga se suma a la que ya tomó en abril un grupo de vecinos del Limonar, que envió un escrito a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en el que solicitaban la protección de la casa.

El documento subraya que se trata de «un notable ejemplo de arquitectura residencial burguesa que constituyó el origen de los barrios de La Caleta y El Limonar». «Todas estas circunstancias conceden verdadero valor al conjunto de la zona, considerado como un todo, por lo que no puede ser olvidado ni destruido de forma alguna. Hacerlo es destruir parte de la Historia de España», concluye el escrito vecinal.