La plataforma de vecinos de la Vega de Mestanza, en Málaga capital, ha acudido esta semana al Defensor del Pueblo Andaluz, para solicitar su intervención ante el proyecto de la Junta de instalación en esta zona de cítricos de la depuradora de aguas residuales Málaga Norte.

Los vecinos alegan que desde 2013 han querido ser parte afectada en el proyecto «a efectos de información y participación» sin que hayan sido tenidos en cuenta desde entonces.

También argumentan que no han recibido, como reclamaron en las alegaciones al proyecto, el estudio de alternativas al emplazamiento actual, en 20,8 hectáreas de la vega actual, lo que obligaría a talar 8.500 árboles, según datos de la propia Junta.

Entre las quejas que plantea la plataforma, destacan que el anteproyecto señala que toda la zona al norte de la depuradora verá incrementada la inundabilidad, además de que las viviendas cercanas se verán afectadas por olores y ruidos.

Los vecinos también recuerdan que la vega forma parte del Corredor Biológico Mundial.