Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a una mujer de 49 años como presunta responsable de un delito de tentativa de homicidio. La mujer, que viajaba en un autobús urbano, agredió con un arma blanca a otra pasajera, supuestamente, porque abrió la ventanilla al sentirse indispuesta. La rápida actuación del conductor y el resto de pasajeros permitieron su detención.

Una patrulla de servicio en prevención de la seguridad ciudadana, fue alertada por el CIMACC-091 para acudir en la tarde del pasado lunes, día 10, a la avenida Carlos Haya, donde al parecer se estaría produciendo una reyerta en el interior de un autobus urbano. A su llegada, los agentes observaron a una persona ensangrentada y en estado de shock, encontrando, igualmente, a una mujer muy agresiva retenida por varios pasajeros.

Entrevistados con la víctima, esta les manifestó que la agresora se encontraba sentada junto a ella en el autobús y que, durante el trayecto, comenzó a sentirse indispuesta por el fuerte perfume que desprendía esta pasajera, por lo que se dispuso a abrir la ventanilla para ventilar el interior, siendo increpada por esta persona, a la vez que la insultaba y trataba de agredirla.

Ante esta reacción, la perjudicada se cambió de asiento pero la otra mujer continuaba con los insultos y la persecución. En un momento dado, la agresora extrajo de su bolso un arma blanca y le profirió varias puñaladas, recibiendo dos en un brazo y otra en la tibia.

La asistencia de otros pasajeros y del conductor, permitieron retener a la atacante hasta la llegada de los agentes, los cuales procedieron a su detención como presunta responsable de un delito de tentativa de homicidio. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga.