La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha visitado hoy en el Arroyo de los Ángeles el inicio de los sondeos geotécnicos previos a la ampliación del metro de Málaga hasta las inmediaciones del Hospital Civil y el futuro tercer centro hospitalario de la capital. Recuerden que esa línea será soterrada en su totalidad, de ahí la importancia de ver bien la composición del subsuelo. La consejera, por cierto, ha revelado que esta ampliación de la línea dos al Civil se ha incluido en el listado de proyectos enviado al Gobierno de España para que este solicite fondos europeos de recuperación tras la crisis del covid-19, los llamados fondos Next Generation.

"El Gobierno de Juanma Moreno está haciendo sus deberes, estamos impulsando la ampliación del metro de Málaga y por eso pedimos que el Gobierno de España se comprometa también con los malagueños y destine fondos europeos a este proyecto, los Next Generation son una oportunidad para ello. Sin embargo, lo que nos ha trasladado el ministerio es que las 17 comunidades sólo vamos a gestionar 1.010 millones para infraestructuras de transporte, una cantidad ridícula", denunció la consejera, ya que por población "nos corresponderían sólo 180 millones".

Los periodistas le han preguntado qué ocurriría si no llegan esos fondos Next Generation y por la disponibilidad financiera de la Junta para hacer a pulso esa línea con fondos propios, a lo que la consejera ha contestado que también hay un nuevo marco de fondos Feder, también europeos, y otra vía sería el Banco Europeo de Inversiones (BEI). "Hay otras fórmulas para financiar el proyecto", ha indicado. Ha dicho que sólo para transporte habrá 12.000 millones de euros para España.

Ahora se está en fase de elaboración del anteproyecto de esta ampliación, que debería estar para julio. Y luego, en un año, estará el proyecto. En ese momento habrá que tener resuelta la financiación. Es la UTE EIS/TPF Getinsa, por 1,37 millones de euros, la que realiza este trabajo, una vez que se le adjudicó el contrato en febrero. El plazo de ejecución total son 18 meses. Al mismo tiempo, hay que tramitar la autorización ambiental unificada. "El Gobierno andaluz prosigue así la hoja de ruta para culminar la red del suburbano, como pusimos de manifiesto con el acuerdo institucional alcanzado entre el presidente de la Junta y el alcalde de Málaga, en la que se optó por una solución 100% soterrada de la ampliacion hasta el Civil, que constituye una propuesta más sensata y equilibrada", indicó.

Este proyecto consta de 1,8 kilómetros de longitud, tres estaciones, y conectará la estación del Guadalmedina con el Civil, dando cobertura al Materno y al tercer hospiatl. También prestará servicio al cuarto distrito más poblado de Málaga, el de Bailén-Miraflores, con 60.000 habitantes. Estos sondeos, ha dicho la consejera, marcan otro hito constructivo.

Asimismo, y tras esta rueda de prensa, Carazo ha visitado la estación del Guadalmedina. Ahora se instala la catenaria, trabajo que se inició el 30 de abril en el marco del contrato de instalaciones y arquitectura de estaciones. Ha recordado la consejera que el pasado fin de semana se culminó la conexión completa de ambos túneles, separados por el río Guadalmedina, con el cale de la pantalla que separaba ambos tramos del túnel.

El próximo mes de julio concluirá toda la obra civil de la llegada del Metro al Centro. Eso sí, no ha querido dar una fecha para la puesta en servicio del último tramo, el que llevará el suburbano al casco antiguo. Luego quedan los contratos de arquitectura y de la vía, las pruebas y otras labores. "Podemos decir que las obras del Metro de Málaga van paso a paso, con fuerza y avanzando".