El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el Plan Estatal de Protección Civil ante el Riesgo de Maremotos. En el documento, se hace un análisis de la peligrosidad de los maremotos en las costas españolas, de forma que de la fachada litoral mediterránea andaluza, la provincia de Málaga es la que tiene más riesgo de sufrir un tsunami.

"De acuerdo con los estudios de peligrosidad determinista de los maremotos por causas sísmicas españolas, haciendo uso del estado del conocimiento en materia de caracterización de fuentes y de modelación hidrodinámica, el Plan Estatal de Maremotos se basa en la estimación, en los escenarios críticos, de la elevación máxima generada de las aguas y tiempos de llegada en puntos cercanos a la costa, teniendo en cuenta la discretización efectuada en los modelos de propagación", consta en este plan. Así, de esta forma, se concluye: "En la costa mediterránea andaluza, el maremoto que podría generar mayores elevaciones es el generado en la falla de Alborán Sur, con elevaciones superiores a cinco metros en Málaga y Melilla. El tiempo de llegada de estas elevaciones rondaría los 20 minutos".

De cualquier forma, las mayores elevaciones asociadas a la llegada de maremotos a la costa española se producirían en la costa occidental andaluza y Canarias, "con valores máximos que podrían llegar a superar los ocho metros". "En ambos casos, las mayores elevaciones estarían asociadas a los maremotos generados en las fallas de Marqués de Pombal y de Horseshoe. Los tiempos de llegada rondarían los 55 minutos en Andalucía, mientras que la llegada a las Islas Canarias se produciría pasada una hora. Cabe destacar que este tramo de la costa andaluza podría verse afectado por la llegada de maremotos de menor magnitud, pero con un tiempo de llegada que ronda los 30 minutos".

Las menores elevaciones se producirían en la cornisa cantábrica, con elevaciones de 0,5 metros; en Galicia, podrían llegar a los dos metros, mientras que en el resto de la franja mediterránea algunos de los maremotos que se podrían generar están asociadas a fallas muy cercanas a costa, algunas de ellas incluso tienen parte de su traza en tierra, por lo que la llegada sería instantánea. Las elevaciones máximas serían de un metro, entre otras zonas analizadas.

"Este plan Estatal de Maremotos establece un sistema de alerta ante maremotos, con la finalidad de avisar acerca de la inminencia de dicha amenaza a las autoridades de Protección Civil y a los servicios públicos de emergencia, así como a los ciudadanos que puedan verse afectados, con especial atención a las personas más vulnerables, de tal manera que por dichas autoridades ueda disponerse lo necesario para asegurar una rápida respuesta y, por parte de la población, puedan adoptarse las medidas de autoprotección que en cada caso resulten adecuadas", consta en el documento.