Diego Vázquez, el presidente de Bancosol, ha presentado esta mañana el balance de actuaciones de 2020. Se repartieron 6.300.000 kilos de alimentos, además de mayor calidad que en momentos anteriores, gracias a “las campañas de captación virtuales que surtieron efecto”, según el responsable. 

Los agradecimientos a la ciudadanía malagueña han dado comienzo al acto, “gracias a todos la rueda de Bancosol funciona, no ha habido ningún engranaje, en este año tan difícil que hemos tenido, que haya fallado”, menciona el responsable del banco de alimentos. Desde el tejido empresarial hasta los medios de comunicación, que, según él, “hacen una labor fundamental de visibilización y expansión”.

“Como todo el mundo, nos tuvimos que reinventar en el año 2020 para seguir haciendo nuestras actuaciones”, Diego hace referencia a sus dos campañas de captación masiva: la Operación Kilo y la Gran Recogida de Alimentos, esta última a finales de noviembre. Bancosol tuvo que llevar a cabo las campañas de forma virtual, “fue un éxito, la ciudadanía malagueña, como siempre, apoyó Bancosol”. Para el director, “las expectativas casi se duplicaron”.

Bancosol redistribuyó 500.000 litros de leche, “un hito nosotros, nunca habíamos llegado a esas cantidades, que además era una de las principales demandas”. A través de estas acciones, comenta Diego, se repartieron más de 500.000 raciones de platos preparados “con todo lo que ello conlleva en cuanto a proteínas y ahorro de gastos de las familias”.

Actualmente, Bancosol colabora con 171 asociaciones sociales y en el pico máximo de la pandemia llegaron a atender a 58.000 personas, “había una cantidad alta de solicitudes de ayudas de emergencia por parte de casi todos los ayuntamientos de Málaga capital y de la provincia, y ahí estuvimos, no era momento de mirar a la burocracia ni para otro lado”, explica Diego.

El presidente de Bancosol añade que “se han llevado una alegría con los mayoristas de Mercamálaga”. En el año 2019 cedieron 150.000 de kilos de comida , “en el 2020, 472.000 kilos, un 300% más que el año anterior”. Los mecenas también han aumentado, de 120 personas que colaboraban de forma mensual llegaron a subir a 314.

“A parte de dignificar la alimentación también queremos dignificar el trabajo”, Bancosol llevó a cabo 34 cursos de formación para 350 alumnos, finalmente el banco de alimentos consiguió que 107 personas encontraran trabajo. “Se han hecho talleres de economía doméstica para enseñar a ahorrar, la acción más importante para nosotros es la educativa”, el coordinador cuenta que el proyecto “Despilfarro 0”, con el que llevan tres años,  es muy importante ya que “el 40% de los alimentos se despilfarran en las casas, no hay que dejar que el cubo de basura coma”.

“La educación es el futuro”, Bancosol va de la mano de la Delegación de Educación para hacer talleres con niños. “Es esencial que los niños sepan desde pequeños que hay gente que lo pasa muy mal y el significado de la solidaridad”, concluye Diego Vázquez.

“Es muy importante hacer voluntariado”, recuerda Vázquez. Para el presidente de Bancosol esta ha sido una de las mejores memorias desde que se creó en 1998. “Sin desprestigiar ninguna de las demás memorias, pero este año ha sido muy duro y hemos estado luchando en situaciones comprometidas y todos los voluntarios y compañeros, sin saber nada y sin medios, han estado ahí”, cierra.