Urbanismo

DNH pide a los malagueños que vayan a la concentración por la Farola el 30 de mayo

Urbanismo trabaja ahora en cerrar una reunión con el Ministerio de Cultura y estudia un informe de Puertos del Estado sobre el trámite del rascacielos

Dique de Levante

Dique de Levante / L. O.

José Antonio Sau

José Antonio Sau

La Plataforma Defendamos Nuestro Horizonte pidió ayer la participación de los malagueños en la concentración ciudadana prevista para el domingo, 30 de mayo, a las 11.00 horas de la mañana, con el fin de rodear la Farola con un gran abrazo, reivindicando así su importancia, ahora amenazada, explica Juan Antonio Triviño, uno de los responsables del colectivo, por el proyecto del hotel de lujo de capital catarí cuya construcción está prevista en el dique de Levante del puerto de Málaga. Quieren celebrar así también los 204 años de este emblema de la ciudad.

Dice Triviño que el hotel va a «apagar la Farola, y eso va a costar 2,6 millones de euros», dado que habrá que construir otro faro en el recinto portuario. «Va a ser determinante la posición de la Comisión Nacional de Faros, y creemos que ese informe debe defender el valor de la segunda señal marítima más importante de España», precisó Triviño.

El representante de esta plataforma insistió en que ahora mismo un voto de cualquiera de los ediles del Ayuntamiento podría dar al traste con el proyecto, además de criticar, por otro lado, que se siga diciendo que mide 116 metros «cuando son 150».

Por otro lado, cabe recordar que la pasada semana el Ministerio de Cultura anunció el inicio de un expediente informativo sobre el proyecto de construcción del rascacielos del puerto.

El expediente se abre, informó en una nota, «con el fin de realizar las actuaciones que sean precisas, en el ámbito de las competencias propias del Ministerio, a la vista de los riesgos que para el paisaje de la ciudad pueden presentar las construcciones y, ante la eventualidad de que se produzca un supuesto de expoliación de los bienes del Patrimonio Histórico Español». El alcalde, Francisco de la Torre, ya se mostró dispuesto a colaborar con el departamento ministerial, pero pidió independencia. Lo cierto es que ayer Urbanismo aseguró que ya se trabaja en cerrar la reunión con los técnicos del Ministerio para aportarles la documentación requerida, y, por otro lado, el departamento está estudiando un informe de los abogados del Estado sobre «la trazabilidad» del proyecto, es decir, los pasos que hay que dar antes de que llegue a la mesa del Consejo de Ministros.

Triviño, por su parte, considera que al proyecto le queda poco recorrido, «yo hace tiempo llegué a una conclusión, este es un proyecto político, no hay condiciones técnicas, ni generación de empleo, este es un proyecto político desde el principio hasta el final». Así, considera que el expediente del Ministerio de Cultura termina por reconocer que «el paisaje es un patrimonio, un bien de las ciudades».

«Esto requierede una decisión política»

La Plataforma Defendamos Nuestro Horizonte insiste en que «tenemos claro que esta es una situación política, una decisión política», y han de ser los políticos quienes deben decidir al respecto, independientemente de los informes técnicos. «Y si esto no lo para la política, lo pararán los tribunales», advierte Triviño. Cabe recordar que una vez el pleno apruebe el proyecto habrá de ser el Gobierno el que se pronuncie al respecto. Y también habrá que estar a lo que diga el Ministerio de Cultura una vez culmine su propio expediente.