El Ayuntamiento de Málaga, a través del servicio de control de plagas dependiente del Área de Sostenibilidad Medioambiental, ha desarrollado, en la pasada madrugada del martes al miércoles, actuaciones extraordinarias para el control de mosquitos en el Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce debido a la presencia de una mayor población de mosquitos adultos en la zona.

Esta situación se había detectado en los últimos días gracias a las habituales visitas de inspección, así como por la comunicación por parte de algunos colectivos vecinales del entorno, sobre un posible incremento de los niveles normales de presencia de mosquitos adultos en toda la zona. Por ello, desde el Ayuntamiento programo junto con la empresa adjudicataria del servicio de control de mosquitos, ATHISA, actuaciones denominadas “adulticidas”, dirigidas a la eliminación de ejemplares adultos de mosquito, presentes en la vegetación de todo el entorno exterior del paraje.

Concretamente estas actuaciones extraordinarias han consistido en la aplicación de un producto insecticida ecológico a base de piretrina natural, con la ayuda de una máquina tipo “Tifone” que proyecta el producto a grandes distancias desde la caja de carga de una furgoneta. Se actuó en las zonas más sensibles de la urbanización Guadalmar, La Vega de Oro, el Parque Litoral, los entornos de los estadios Martín Carpena, de atletismo y centro deportivo Inacua, así como el conjunto de la urbanización Sacaba Beach.

Este tipo de actuaciones son complementarias a las que se desarrollan habitualmente consistentes en visitas de inspección periódicas y actuaciones semanales de control de la población de mosquitos. Concretamente, se comprueba la presencia de larvas de mosquito en las lagunas del Paraje y canales e imbornales del entorno exterior y en caso de presencia constante se aplica el producto larvicida biológico.

Desde el Área de Sostenibilidad Medioambiental se recuerda que en esta zona, donde históricamente es constante la presencia de mosquitos durante la primavera y el verano, se deben seguir manteniendo medidas de auto protección como la instalación de mosquiteras en las ventanas, repelentes eléctricos en el interior de las viviendas y la aplicación de repelentes sobre la piel cuando se permanezca en el exterior.

Además, en el caso del mosquito tigre, también presente en esta zona, que puede aparecer en cualquier entorno urbano y que suele criar en cualquier recipiente con un poco de agua estancada, como cubos, jarras, platos con agua u objetos de jardinería, se recomienda evitar estas posibles acumulaciones de agua, por pequeñas que sean, ya que su aparición está directamente relacionada con estas “pequeñas charcas” y por tanto su prevención es eminentemente una responsabilidad individual de cada ciudadano en su entorno inmediato.

Para ampliar información sobre este servicio municipal de control de mosquitos y revisar los informes elaborados semanalmente, se puede visitar la web http://medioambiente.malaga.eu/es/inspeccion-y-control-mosquitos-paraje-natural-desembocadura-del-guadalhorce/index.html y llamar al número gratuito 900 900 000 para que los técnicos del servicio valoren la situación y apliquen las medidas correctoras necesarias.