El primer fin de semana de junio vendrá con un tiempo poco veraniego. El sol y el calor intenso que hemos vivido durante las últimas semanas se verá sustituido por nubes e intervalos lluviosos. Las temperaturas no superarán los 25 grados de máxima y rondarán los 18 de mínima. 

Según la Aemet, el viernes durante la tarde habrá en torno a un 20% de probabilidad de lluvia y los cielos se mantendrán nubosos con vientos flojos dirección este. El sábado se presentará como un día lluvioso y tormentoso. Desde la madrugada la nubosidad y las tormentas serán las protagonistas en la capital malagueña. Por la tarde, hacia las 18.00 horas el tiempo se estabilizará y la nubosidad desaparecerá.

El domingo las precipitaciones no estarán presentes, aunque las nubes cubrirán parte del cielo en la ciudad y las temperaturas se mantendrán como a lo largo del fin de semana, entre los 18 y 25 grados.