Tres personas han sido detenidas por la Policía Nacional como presuntas autoras del brutal asalto que una mujer sufrió hace unos días en su casa de Puerto de la Torre, en Málaga capital. Según ha informado la Comisaría Provincial, dos de los implicados irrumpieron en la casa de la víctima, de 64 años, y actuaron con una violencia desmedida después de que una mujer facilitara el acceso a sus compinches.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 29 de abril sobre las 17:15 horas de la tarde. Una llamada al 091 alertó de los gritos procedentes del interior de una vivienda, por lo que se comisionó inmediatamente una dotación policial para comprobar el suceso. Nada más llegar, los agentes vieron a dos hombres con guantes saliendo de la casa. Al percatarse de la presencia policial, volvieron a entrar en el inmueble a la carrera. Uno de ellos logró huir, mientras el otro, de 49 años, fue detenido allí mismo ofreciendo una gran resistencia.

La patrulla intervino al sospechoso dos cuchillos y una cinta de embalar y sofocó un incendio originado por los asaltantes en un sofá. Según el testimonio de la víctima, una mujer tocó a la puerta de su domicilio para hacerle una consulta. Sin embargo, el amable requerimiento era una trampa. Cuando abrió, dos hombres con gorras y mascarillas irrumpieron en la casa y la condujeron al interior de una de las estancias.

Durante el asalto, los asaltantes colocaron a la moradora de la casa un cuchillo en el cuello, le practicaron cortes en un par de dedos y la arrastraron por el suelo. Incluso, prendieron fuego a un sofá para intimidarla. Tras registrar toda la casa, los intrusos apenas consiguieron un botín de 200 euros.

El caso fue asignado al Grupo de Homicidios de la Comisaría Provincial de Málaga, cuyos agentes siguieron la pista de un vehículo en el que habían huido dos de los tres implicados.

Tras un amplio dispositivo de búsqueda del vehículo, los investigadores lograron localizarlo e intervenirlo en Cártama y establecieron una relación entre el detenido en el lugar de los hechos y el usuario del coche, un español de 50 años, así como de este último con la mujer, de 48 años, que hizo de gancho para que la víctima abriera la puerta. Ambos fueron detenidos, aunque la autoridad judicial sólo ha decretado el ingreso en prisión de los dos varones implicados en el asalto.