Una de las grandes lacras sociales es el abandono de animales, situación que se ha visto agravada con la pandemia. En Málaga, la Protectora de Animales continúa desbordada con cerca de un millar de animales (en su mayoría perros y gatos), a lo que se le suma las serias dificultades que tienen para atender a todos los que llegan. 

Desde febrero, la situación ha empeorado tal como ha explicado a este periódico, la presidenta de la protectora de la ciudad, Carmen Manzano. En la protectora achacan este desbordamiento a la pandemia, ya que el tema de las adopciones se ha parado": "Durante el confinamiento, los animales han estado abandonados en la calle sin que nadie los viera'', afirma Manzano. 

Pero, Manzano señala que también hay otras causas, como el fin de la temporada de caza. "Cada vez que acaba la temporada, se abandona a estos animales. El 90% de perros que nos llegan son de caza, como los bodegueros o Mastines, entre otros.  Otra de las causas es el abandono de las camadas, hemos recogido a cachorros en contenedores, cunetas, bolsas de basura; de cualquier lado que te puedas imaginar", reclama.

Actualmente, en la protectora de Málaga hay cerca de un millar de animales, en concreto 800 entre perros y gatos:"Llegamos al millar con la red de casas de acogida que hay", aclara Carmen Manzano. 

La mayoría de animales recogidos son perros a los que les siguen los gatos además de otros como tortugas, gaviotas, palomas, conejos; aunque estas últimas "son estacionales". Manzano denuncia también la problemática a la hora de adoptar un animal, sobre todo en el caso de los perros; provocando lo que se denomina como "perros invisibles": "Las personas prefieren perros pequeños, porque normalmente viven en pisos. Hay una cantidad de limitaciones con los grandes porque adoptarlos es difícil", subraya.

Con la pandemia, otro de los ejes centrales, las adopciones en el extranjero se han visto paralizadas con las restricciones sanitarias.

La protectora de Málaga cuenta con 14 puestos de trabajo en Málaga, generando así de manera dinera riquezas para la ciudad: "De manera indirecta, genera riqueza para las farmacias, veterinarios, etc", añade la presidenta.

Manzano reitera que la solución para ello reside en las sanciones a los criadores y la esterilización obligatoria: "Es una de las patas básicas, debería ser obligatoria, igual que la prohibición de la venta de perros entre particulares. Los dueños deberían dejar de pensar en ella como un ataque, porque sus mascotas mejoran muchísimo su carácter y con las hembras se evitan dolencias como una posible piometra o cáncer de útero. Es una medida para evitar enfermedades".

Este fin de semana se han llevado a cabo diferentes actividades en Málaga para recaudar fondos con los que atender a los animales con el trabajo de los voluntarios: "El sacrificio cero es una frase preciosa, pero para que se cumpla debería haber abandono cero", indica Manzano.