Adelante Málaga, confluencia de Podemos e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de la capital, ha reclamado al equipo de gobierno de PP y Ciudadanos un plan municipal de reactivación comercial que «corte la sangría de locales comerciales vacíos» en los distritos de la ciudad.

Añaden que el plan es necesario «para amortiguar la previsión de aumento de cierre de establecimientos que anuncian las consultoras especializadas», que señalan que, a raíz de la pandemia, ha aumentado un 30 por ciento el número de locales vacíos, una cifra que podría incrementarse en un 15 o 20 por ciento los próximos meses.

El concejal de la confluencia Nicolás Sguiglia aboga por un censo de locales comerciales vacíos, a través del trabajo de campo y análisis de datos en los distritos para, «teniendo en cuenta la especificidad del tejido comercial y las características de los distintos barrios, diseñar medidas orientadas a la dinamización de estos locales cerrados».

«El problema de los locales vacantes no es nuevo en Málaga, ya existía antes de la pandemia y el equipo de gobierno del PP y Cs no ha puesto en marcha las medidas adecuadas, a pesar de que presentamos una moción en julio de 2019 con una batería de medidas no se ha dado ningún paso decidido», dijo.