El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha reunido hoy con los regidores de Córdoba y Granada, José María Bellido y Luis Salvador, y el concejal de Turismo de Sevilla, Antonio Muñoz, para abordar temas relativos a Andalusian Soul y la promoción conjunta de las cuatro urbes más turísticas de Andalucía en el marco de Málaga Tourism Day, que se celebra en el Palacio de Ferias y Congresos de la capital. Así, todos ellos han atendido a los periodistas antes del encuentro y hay una coincidencia clara en los mensajes: es la hora de la remontada, la recuperación turística ya se ha iniciado. Alguno de ellos ha usado, de hecho, ese símil futbolístico. El regidor malagueño, por su parte, no ha querido precisar una cifra de ocupación hotelera para este verano, pero sí ha dicho que el fin o la previsión es llegar a superar el 80% de media de ocupación anual, como ocurría antes de la pandemia, fundamentalmente en el segundo semestre del año y ya en 2022. Es decir, a medio plazo. Eso sí, todos indican que no se van a superar las cifras de 2019, año récord en esta materia.

“Estamos con un número significativo de hoteles abiertos, que representan un número de más del 80% de las camas disponibles en la ciudad, con una ocupación que los fines de semana es muy buena, roza el 100%; entre semana está en un 60%, 50% o 70%, según los hoteles, se mueve en el marco del turismo nacional, porque no tenemos todavía todos los mercados europeos abiertos”. El alcalde, claro, ha insistido en la necesidad de “tener el semáforo verde” en referencia a las restricciones británicas para sus nacionales, “el Reino Unido no ha dicho cuáles son las características para tener el semáforo verde”, aunque cree que ello debe ser estar por debajo de las 50 incidencias acumuladas en 14 días por 100.000 habitantes. Ha ironizado con si “es que quieren retener a sus turistas en su país para que consuman allí, en vez de consumir fuera, quizás sea también ese tema”. Las perspectivas son “buenas” siempre que avance la vacunación a buen ritmo.

La ocupación “va a ir evolucionando, igual que ha evolucionado en el último mes, desde el final del estado de alarma el crecimiento ha sido constante, y cada vez hay algún hotel más que abre, alguna ocupación algo más alta, eso va a ir evolucionando a más, no tenemos mucha diferencia entre una época y otra del año, en verano coincide la feria, está por ver cómo la hacemos o no la hacemos; el resto del año también la ocupación es muy alta, estamos ya sin estacionalidad, es la realidad, los congresos se mueven muy bien en primavera y otoño, y por tanto llegaremos a una ocupación que estará muy cercana a la que era habitual en los años normales, que era más del 80% de la ocupación promedio en todo el año en los hoteles”.

El alcalde de Granada dice que ya están trabajando con los vuelos internacionales a su destino y con la red AVE. “Lo que estamos haciendo es un trabajo para estar disponibles, dispuestos, para que esa recepción del turismo, cuando se habla del turismo nacional, vuelva a llenar las calles de Granada, donde el turismo llega a cotas de ocupación muy muy altas, que en este momento se van recuperando”. La vacunación y el pasaporte de la UE, confía, multiplicarán la llegada de turistas y, de hecho, la Alhambra recibe ya al día más seis mil visitas, en lugar de las mil diarias que había al inicio de la pandemia, pero aún lejos de las ocho o nueve mil que había antes de este problema sanitario. “Vemos la senda de la recuperación, desde Fitur dijimos: comienza la remontada y aquí estamos”.

El regidor de Córdoba ha indicado que han tenido “un cierto respiro de alivio en primavera”, la temporada alta de la ciudad por los patios, entre otros eventos, “es una alegría comprobar que en estas fechas se ha vuelto a abrir parcialmente el turismo, los fines de semana concretos donde hemos tenido una ocupación plena de los hoteles que están abiertos, que no son todos, pero volver a ver por las calles de la Judería, por el entorno de nuestro casco histórico, ese retomar del andar del turista, ha dado ánimos, nos ha dado la perspectiva de que se inician la remontada y la recuperación”. Esperan un segundo semestre de recuperación, “sin llegar a las cifras récord del año 2019”, sobre todo gracias al turismo nacional.

Asimismo, dice que el turista busca experiencias (gastronómicas, ecuestres, patrimoniales, culturales o de ocio); “y esperamos un turista de mayor capacidad adquisitiva”. Por otro lado, están viendo cómo se reactiva el sector de ferias y congresos con las reservas al alza “fundamentalmente en el último trimestre” y con buenas perspectivas para 2022.

El edil de Turismo de Sevilla también habla abiertamente de recuperación. “Todos los indicadores que tenemos en este momento, que van desde la celebración de posibles eventos en el Palacio de Congresos, desde las conexiones aéreas, el aumento de frecuencia de los trenes AVE, son indicadores positivos y la presencia de turistas en la ciudad, sobre todo los fines de semana, es una auténtica realidad”. Lo que ocurra en las costas en verano será un test importante para “el otoño”, la temporada alta de Sevilla. Los motores de la recuperación, ha dicho, son la celebración de eventos y la recuperación de las conexiones aéreas.