El Ayuntamiento de Málaga mantuvo ayer una reunión con las principales asociaciones de taxistas para abordar los principales problemas del sector debido a la crisis sanitaria.

A la reunión asistieron el edil de Movilidad, José del Río; un representante de la Policía Local; e integrantes de Aumat, Taxi Unión, Amata, Amat y Élite Málaga Provincia. Todos ellos, acordaron impulsar la mesa del taxi para dar respuesta y mantener un contacto bimensual con los representantes del sector.

Del Río, recordó que el Consistorio va a activar en las próximas semanas una convocatoria de subvenciones dotada de 415.000 euros para mitigar los efectos económicos que la crisis sanitaria ha provocado a los titulares de licencias de taxi de la capital.

También se trataron los nuevos turnos de descanso y de aeropuerto, ante el progresivo aumento de la actividad en la ciudad. El edil destacó que el Ayuntamiento adopta los calendarios previo acuerdo entre las distintas asociaciones del taxi, en su voluntad de consenso con el sector.

Los taxistas trasladaron a los representantes municipales la preocupación por los vehículos VTC, pese a conocer que son cuestiones competencia de la comunidad autónoma, por el agravio comparativo que sufren por la falta de normativa que regule la actividad.

El Ayuntamiento informó que en las próximas semanas firmará un convenio con la Junta de Andalucía por el que se dotará a la Policía Local de Málaga de medios técnicos y formación para un mejor control de los vehículos con licencia VTC que operan en la ciudad.