La suspensión cautelar de la norma de la Ordenanza de Movilidad de Málaga que prohibía a las bicicletas circular por las zonas peatonales no ha estado ni un mes vigente. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha avalado al fin la prohibición del Ayuntamiento de Malaga para que los ciclistas no vayan por las aceras. El alto tribunal andaluz ha actuado ahora en la dirección contraria y ha levantado sus propias medidas cautelares del pasado mes de mayo, al aceptar el recurso presentado por el Ayuntamiento de la capital malagueña. De este modo, vuelve a estar prohibida 'a todas luces' la circulación de ciclistas por zonas peatonales. Ya no estarían 'congelados' por el TSJA -aunque el Consistorio seguía dándolos por buenos al acogerse al reglamento de circulación que considera vehículos a las bicis- los artículos que prohiben la circulación de bicicletas por las aceras o cualquier otra zona peatonal de la ciudad. Asimismo, la normativa municipal las obligan a permanecer -junto a coches y camiones- en los polémicos carriles ciclables que limitan a 30 kilómetros/hora la velocidad de distintos tipos de vehículos.

Según se señala en la resolución adoptada por el TSJA al que ha tenido acceso La Opinión de Málaga, "la adopción de la citada medida de suspensión se olvida del riesgo objetivo que para los peatones supone el tránsito de bicicletas en las zonas reservados para estos". "Debe recordarse que de media una bicicleta cuadriplica la velocidad del peatón, por lo que supone un riesgo y hace difícil la convivencia entre ambos en un mismo espacio", se añade en los razonamientos jurídicos.             

En este sentido, el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga, José del Río, celebró que el auto del TSJA«deje claro que lo primero debe ser la protección de la seguridad del peatón, tal y como venía señalando el Ayuntamiento de Málaga» y restablezca la validez de los artículos afectados. «Esta resolución hace que estemos aún más tranquilos de lo que ya estábamos, sabíamos que se estaban haciendo las cosas bien», aseguró Del Río.

No obstante, el concejal de Movilidad le hizo un guiño a la reivindicación de colectivos sociales como la Asociación Ruedas Redondas y sostuvo que «el Ayuntamiento de Málaga va a seguir trabajando en la misma línea para que la ciudad cuente cuanto antes con la mayor red posible de carriles bici segregados».   

Por su parte, el presidente de la Asociación Ruedas Redondas, José Luis Martín, aseguró que a su colectivo le ha sorprendido "significativamente" esta rectificación del TSJA "porque en el mismo recurso tuvieron anteriormente cabida las medidas cautelares y ahora no". No obstante, dejó claro que "todo lo que decida el tribunal se debe respetar y aceptar deportivamente".

Ahora bien, Martín evitó el tono de confrontación con el Ayuntamiento de la capital malagueña e insistió en que esta resolución "no es una victoria de nadie, como tampoco lo fue cuando se pusieron las medidas cautelares y el Ayuntamiento decidió aplicar el artículo en cuestión". "El pasado mes de mayo, el TSJA nos envió al rincón de pensar y creo que debemos continuar pensando y reflexionando", recalcó el presidente de Ruedas Redondas.

En opinión de José Luis Martín, más allá de las novedades judiciales, "el problema de fondo sigue siendo el mismo -el de la falta de seguridad para los ciclistas- y que no se haya producido ninguna víctima mortal no ha sido, precisamente, a causa de la seguridad de las vías por las que se circula".

En este punto, el presidente de Ruedas Redondas valoró en términos positivos que el Consistorio de la capital malagueña se haya decido a emprender actuaciones como las de los carriles provisionales de la calle Cervantes y la avenida Cervantes -"pues permite atravesar la ciudad desde Teatinos a Baños del Carmen- o que se haya producido la intervención en la Alameda principal, aunque no compartan el diseño de esta última.

"Ese es el camino a seguir, debemos trabajar para alcanzar un consenso mientras se lleva a cabo la red de carriles bici y, aunque ahora mismo solo se haya hecho el 10% de las 22 rutas alternativas que hemos planteados, debe verse que amplias áreas peatonales como la de la calle Cervantes, por la que ya no circulan coches, admiten ser zonas compartidas en las que el peatón no perdería de ningún modo su prioridad", aseguró José Luis Martín.