La Policía Local de Málaga ha detenido a un conductor de 38 años que llevaba en el maletero 700 gramos de hachís, 486 de cocaína, una pistola y 6.885 euros. Al hombre, que fue interceptado tras darse a la fuga por Portada Alta, le atribuyen los presuntos delitos contra la salud pública, contra la seguridad vial por conducción temeraria y de desobediencia a agentes de la autoridad, aunque no se descartan otros actos ilícitos.

Según ha informado el cuerpo municipal, los hechos tuvieron lugar sobre las 13:45 horas del pasado 2 de junio. Una patrulla de agentes que prestaban servicio en motocicleta se percataron de cómo el individuo realizaba un giro prohibido de 180 grados en la calle Cómpeta con el turismo que conducía para cambiar el sentido de la marcha y tomar dirección hacía la barriada de Teatinos, acción que obligó a una motorista a realizar una brusca frenada para evitar la colisión.

Los policías locales procedieron a darle el alto con los sistemas acústicos y luminosos de las motos a la vez que hacían señas al individuo, que aceleró y emprendió la huida rebasando dos semáforos peatonales y otro de vehículos en fase roja para adentrarse en la plaza José Bergamín a gran velocidad hasta el punto de poner el vehículo a dos ruedas momentáneamente en la rotonda. Luego se dirigió a la calle Spengler y rebasó varios pasos de peatones "con total desprecio" a los viandantes que pretendían cruza y giró en la calle Saint Exupery hacia una calle que se encontraba cortada por obras, por lo que decidió estacionar el vehículo y continuar la fuga a la carrera. Tras saltar la valla de acceso a un centro comercial, fue finalmente interceptado y reducido por los policías locales, que lo siguieron sin perderlo de vista en ningún momento.

Los policías comprobaron en el cacheo preventivo que no portaba las llaves del vehículo que conducía, pero otro agente que había llegado de apoyo las encontró bajo un vehículo en la zona de huida. Una vez abrieron el vehículo, los agentes, con el apoyo de una dotación del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) y otra de la Unidad Canina, localizaron en el maletero del vehículo 486 gramos de cocaína, 700 gramos de hachís, 6.885 euros fraccionados en billetes, una pistola que resultó ser de fogueo y un cartucho de calibre 357. Además había una caja de benzodiacepinas, una báscula de precisión, dos teléfonos móviles, dos relojes y una cadena con medalla doradas, entre otros objetos. Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial. Igualmente, el vehículo fue trasladado por grúa municipal a dependencias policiales.