El principal sindicato de la Policía Nacional ha vuelto a denunciar la nula limpieza en el interior de los vehículos que los agentes utilizan diariamente, un problema que se ha agudizado en el último año por el riesgo que esto supone para la propagación del Covid-19. Un nuevo escrito registrado por Jupol en la Comisaría Provincial asegura que estos vehículos (radiopatrullas y furgones), que se utilizan durante las 24 horas del día, carecen de limpieza en el interior (cristales, sillones, alfombras, moquetas), incluida la parte trasera en la que se trasladan a detenidos, víctimas de delitos o incluso a menores.

El sindicato va más allá y explica que la última flota de vehículos no se limpiaron por dentro en los cinco años que duró el contrato del renting, algo que consideran tan "inexplicable" como el hecho de que la nueva flota, que apenas tiene siete meses, tampoco haya recibido ningún tipo de atención en este sentido. "Los funcionarios hacen lo que pueden por mantener las partes más importantes del coche limpias y desinfectadas, pero está claro que no corresponde a los policías ponerse de uniforme para limpiar el vehículo interiormente", reza el documento. Aunque en la Comisaría Provincial cuenta con un túnel de lavado, Jupol recuerda que este sólo limpia el coche por fuera, aunque esta opción no la tienen los vehículos de las comisarías locales. En el documento insisten en que los radiopatrullas son puestos de trabajo desde los que se sirve al ciudadano, por lo que no entienden que el alto mando permita que los vehículos estén en un estado que en ocasiones llega a ser "repugnante".

Mampara de un radiopatrulla.

Por ello, Jupol propone que se elaboren fichas que registren las fechas de las limpiezas completas de los vehículos, ya sea por parte de los agentes destinados para esa tarea o un servicio externo contratado. Si en 15 días el asunto no se resuelve, han advertido que elevarán el escrito a la Jefatura Superior, al Comité de Seguridad y Salud y al Consejo de Policía