La Gerencia Municipal de Urbanismo está estudiando la posibilidad de elaborar un informe sobre el peso de los vehículos que entran al Centro Histórico de la capital, en su mayor parte son de reparto o asisten a las diferentes obras que se llevan a cabo en el corazón de la capital. La idea de este estudio es proponer a medio plazo a Movilidad que modifique la regulación al respecto, de forma que se reduzca el tonelaje de los vehículos más grandes y el pavimento no sufra tanto como ocurre ahora.

El edil de Urbanismo, Raúl López, ha recordado que a principios de este mandato ya se arregló el pavimento de la acera norte de la plaza de la Merced y de parte de la calle de Madre de Dios, que fueron objeto de anteriores reformas y que, pocos años después, presentaban un firme con muchos desperfectos. Y lo mismo, reconoce el edil, está ocurriendo ahora en la travesía Pintor Nogales, en la calle Dos Aceras y en otro tramo de Madre de Dios. De esta forma, el Departamento de Arquitectura ya está preparando proyectos para actuar de forma contundente en estos tres enclaves, y, en estos momentos, hay obras en la primera de las zonas mencionadas, una actuación para reponer parte del pavimento dañado.

«Ahora mismo estamos actuando en Pintor Nogales. Se rompe el asfalto. Y también presentan deterioro las calles Dos Aceras y parte de Madre de Dios. Observamos que hay una afección evidente al pavimento de vehículos con elevado peso, son determinados vehículos que entran al Centro Histórico. Curiosamente, las tres vías afectadas lo son de entrada al casco antiguo de forma diaria a muchos de estos camiones», dice el concejal, quien afirma que ahora «estamos estudiando y viendo si se puede reducir el peso de los vehículos cuya entrada al Centro está permitida». Para ello, los técnicos de la casa van a hacer un informe jurídico en base a un documento que ha remitido a su vez Movilidad acerca del tonelaje de los camiones que y vehículos de distinta naturaleza que vienen cada día al corazón de la ciudad para repartir o para surtir de material a las obras que hay en curso. Una vez se estudie ese documento y se haga el correspondiente informe, el departamento de Raúl López propondrá al Área de Movilidad, competente en la materia, que estudie un cambio en la regulación municipal acerca del peso de los vehículos que pasan por el Centro, en la dirección, claro, de reducir ese tonelaje.

«Ahora actuamos en Pintor Nogales. Pero evidentemente el pavimento sufre con los vehículos de mayor peso, y habremos de tomar una decisión para proteger, para que no exista afección al pavimento. Enviaremos ese informe que ahora nos planteamos hacer a Movilidad».

«El parcheo no puede ser constante, hay un problema. Pero ¿qué ocurre? ¿Que todas las obras se hacen mal? No. Hay un problema de sobrepeso de algunos vehículos, sufren mucho los pavimentos. La regulación de esto la lleva Movilidad, pero vamos a hacer ese informe sobre el peso de los vehículos que entran, queremos saber la afección de un determinado peso sobre determinadas calles, para ver si limitamos más el peso de los vehículos».