Carlos Rubio, presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, destacó la «especial significación» que tiene para la institución que preside y la ciudad de Málaga la llegada el próximo martes 15 de junio del buque ‘Mein Schiff 2’ de la naviera alemana TUI Cruises, tras 15 meses de parón total de la actividad crucerística. Rubio hizo estas declaraciones en el IV Foro de Cruceros en Málaga, encuentro organizado por La Opinión de Málaga donde diferentes especialistas analizaron detenidamente todas las medidas de seguridad sanitaria que se han implementado para garantizar el retorno de los cruceros a Málaga y por dónde discurrirá la recuperación económica del turismo, del sector de cruceros y de la capital de la Costa del Sol.

«Que llegue el día 15 el ‘Mein Schiff 2’ es el fruto del trabajo constante de todos los actores implicados en estos quince meses, con conversaciones constantes con las navieras, gestión de la terminal de cruceros y en la elaboración de todos los protocolos de seguridad para recibir a los cruceros», añadió Rubio.

«La del Mein Schiff 2 va a ser la primera escala de un crucero en toda el territorio de la península desde marzo del año pasado», comentó Rubio, quien añadió que habían recibido «alrededor de 50 peticiones de diferentes navieras para recalar en el puerto de Málaga hasta final de año». El presidente de la Autoridad Portuaria malagueña se mostró optimista con la evolución del turismo de cruceros en los próximos meses, «en el que los protocolos de seguridad adoptados van a ir mejorando poco a poco la experiencia del crucerista».

Rubio indicó que «tradicionalmente, Málaga siempre había sido capaz de aprovechar la oportunidad que se le brindaba» y se felicitó de que todas las instituciones «hubieran trabajado de manera conjunta durante estos 15 meses» para hacer que los cruceros volvieran a nuestra ciudad, aspecto este muy valorado por las navieras que han realizado peticiones de escala.

Los cruceros que lleguen a nuestra ciudad en los próximos meses estarán sometidos a unas grandes medidas de seguridad sanitaria: entre las más destacadas, una reducción de entre un 60% y un 70% de la capacidad de los buques; los cruceristas deberán contar con una PCR negativa para poder viajar; la tripulación de los barcos deberá contar con tres pruebas PCR negativas de forma previa al embarque, además de realizar un periodo de aislamiento preventivo. La primera prueba PCR se realizará al salir de su domicilio, una segunda prueba en el transporte que le lleve a la ubicación del barco, y una tercera prueba antes de embarcar; en caso de detectar positivos durante la travesía, los barcos tiene que tener habilitados espacios destinados al aislamiento de los casos positivos.

El retorno de los primeros cruceros se producirá por fases, los primeros serán ‘cruceros burbuja’ donde la visita a la ciudad de los turistas será controlada y regida por las más estrictas normas de seguridad sanitaria, hasta llegar a la normalidad, donde los visitantes podrán desenvolverse de forma totalmente libre por la capital de la Costa del Sol.

La delegada de Turismo de la Junta de Andalucía en Málaga, Nuria Rodríguez, indicó que Andalucía recibía anualmente alrededor de un millón de viajeros de cruceros, en torno a la mitad de ellos a través del puerto de Málaga, y aseguró que la comunidad autónoma «volverá a recuperar» estas cifras, porque es un destino «idóneo para este tipo de turismo, por infraestructuras y por su oferta complementaria».

Rodríguez indicó que el segmento de cruceros tiene «múltiples ramificaciones al margen de la propia actividad crucerista, impulsando sectores como la restauración, el comercio, la cultura, el transporte de viajeros o incluso el alojamiento», beneficios que «no solo se quedan en la ciudad, sino que se extienden a toda su área de influencia».

Imagen del foro celebrado este jueves. Gregorio Marrero

Un análisis pormenorizado de todas las medidas de seguridad

El Centro de Estudios Portuarios fue sede este jueves del IV Foro de Cruceros que con el título ‘La vuelta del crucero: reactivación económica y seguridad’ donde se puso de manifiesto que la Costa del Sol es «un destino seguro y preparado para atraer cruceros con todas las medidas de seguridad» ante la pandemia de la Covid-19.

Este IV Foro de Cruceros en Málaga, organizado por La Opinión de Málaga, tuvo formato semipresencial y contó con la colaboración de Malagaport, Autoridad Portuaria de Málaga, Ayuntamiento de Málaga, Turismo y Planificación Costa del Sol y la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía.

Destacados especialistas en la materia participaron en el encuentro: el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio; la concejala de Turismo del Ayuntamiento de la capital, Rosa Sánchez; la gerente de Málaga CruisePort, Susana Gutiérrez , el director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros de España (CLIA), Alfredo Serrano; Reneé Kachler, directora de Desarrollo de Negocio, Marketing Turístico, Turismo y Planificación y Nuria Rodríguez , delegada de Turismo en Málaga de la Junta de Andalucía.

Godja Soennichesen, directora de comunicación de TUI Cruises, naviera cuyo buque Mein Schauff 2, inaugurará la actividad portuaria en Málaga tras 15 meses de parón, hizo una ponencia en la que detalló todas las medidas de seguridad adoptada por su compañía.