El Hospital Virgen de la Victoria atiende cada año a unos 6.000 pacientes en el hospital de día para Diabetes del servicio de Endocrinología y Nutrición, abierto hace trece años y consta de un área para realización de pruebas, una consulta y un área de espera para pacientes y familiares con acceso directo al exterior del hospital.

En estas instalaciones, que cuentan con equipo multidisciplinar de profesionales, se atiende desde los debuts de diabetes (tipo 1 y 2), la diabetes gestacional, así como todos los casos de descompensaciones para el control y el ajuste del tratamiento.

La atención se presta de lunes a viernes en turnos de mañana y tarde.

Hoy, con motivo del centenario del descubrimiento de la insulina, el servicio de Endocrinología y Nutrición ha organizado un encuentro on-line con diferentes profesionales del hospital y la participación de pacientes que han contado su experiencia.

En concreto, se han celebrado dos mesas redondas bajo el lema 'Un siglo de insulina', en las que se han abordado el pasado, presente y futuro de la insulina, con la presencia del gerente, José Antonio Ortega Domínguez, y la directora médica, María Antonia Estecha; y los nuevos dispositivos de medición de glucosa a través de sensores, con la participación de pacientes.

El encuentro ha sido coordinado por el jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición, Francisco Tinahones, y el responsable del área de Formación del Hospital Virgen de la Victoria, Andrés Buforn.

El Hospital Virgen de la Victoria cuenta ya con más de 1.800 pacientes menores o en edades adolescentes afectados por diabetes tipo 1 con dispositivos de medición de glucosa a través de sensores (sistema Free Style) que son seguidos y controlados de forma telemática desde el hospital de día de Diabetes, que organiza sesiones de formación para los usuarios y sus familias, y pone a su disposición un teléfono de tele-asistencia para que puedan resolver algunas dudas.

En palabras del responsable médico del hospital de día de Diabetes, José Luis Pinzón, la "constante evolución de los tratamientos con insulina salvan vidas continuamente, ya que cien años después de su descubrimiento, sigue siendo un fármaco imprescindible en la práctica clínica".

Pinzón ha destacado "la importancia de los hospitales de día para la seguridad de estos pacientes, ya que disminuyen las descompensaciones y evita que tengan que ser atendidos en los servicios de urgencias, además de reducir los ingresos en hospitalización".

En este sentido, el supervisor de enfermería, Agustín Martos, ha explicado que "el hospital de día a mantenido actividad a pesar de los meses duros de pandemia, con atenciones en técnicas y tratamientos, consultas y formación para el manejo de nuevos dispositivos".