La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, aseguró ayer que aún no hay resolución definitiva sobre los antiguos terrenos de Repsol en Málaga capital, e insistió en que se unirán al expediente todos los informes, también el hidráulico sobre la situación de contaminación del acuífero, «que ya está elaborado».

Así se pronunció ante la pregunta formulada por el parlamentario de Adelante Andalucía Guzmán Ahumada, sobre el dictamen preliminar del Servicio de Protección Ambiental del Proyecto de Recuperación Voluntaria de Suelos en las Antiguas Instalaciones de la Terminal del Oleoducto Málaga-Puertollano de la empresa Repsol. Ahumada preguntó por qué este dictamen «carece del informe de la administración hidráulica» sobre el acuífero ubicado bajo dichos terrenos para determinar la contaminación del mismo; «un documento que sería pertinente e imprescindible», dijo el parlamentario. Al respecto, Crespo le insistió en que «para su tranquilidad, no hay ninguna resolución definitiva», dicho informe «ya está, se incorpora al dictamen provisional y luego se trabajará en lo que es el definitivo». Indicó que en la consejería están finalizando resoluciones «de hace mucho tiempo» y apuntó que se han encontrado «tanto atraso que no damos abasto, pero le estamos dando un giro a estas políticas para intentar impulsar estos expedientes al completo». Por su parte, Ahumada consideró «normal» estar «intranquilos porque cuando el urbanismo está por delante de todo, las casualidades no suelen existir», recordando que es «la zona europea con menor índice de zonas verdes por habitante», por lo que incidió en que «se hacía necesario y había un consenso importante en que sus 180.000 metros cuadrados fuesen para generar un pulmón dentro de la ciudad».