El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha admitido a trámite el recurso contencioso-administrativo presentado en enero por la Asociación de Vecinos Mestanza y Lomas de Cantarranas, para intentar frenar el proyecto de Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Málaga Norte, en 20,8 hectáreas de la Vega de Mestanza, en Málaga capital, lo que obligará a talar 8.500 árboles frutales.

Los vecinos reclaman en el recurso, como medida cautelar, la anulación del proceso por falta de información por parte de la Junta de Andalucía. «Para consultar el expediente del proyecto la Junta remitía a una web y no se veía nada y después de un mes nos mandó un disco que no estaba completo», enumeró el pasado enero a La Opinión de Málaga Marcelino Abraira, el abogado de los vecinos, que explicó que al no haberse seguido el «trámite inexcusable de información y participación pública», el proceso queda invalidado, según la Ley de Transparencia de 2006.

También en enero el director general de Infraestructuras de Agua, Sergio Arjona, negó en este diario la argumentación de los vecinos: «El plazo de información pública acababa en septiembre (de 2020) y lo volvimos a abrir hasta el 22 o 23 de diciembre para que nadie pudiera alegar indefensión», declaró.